Elige tu deporte y date otra oportunidad

©alice-achterhof/unsplash

Anímate a corriendo, a montar en monopatín o a caminar y mejora tu salud

Las motivaciones son múltiples, desde encontrar desahogo y una vía de escape para el estrés de la vida diaria a conseguir sentirnos un poco mejor con nuestro cuerpo. El deporte es sinónimo de bienestar.

La endorfina, hormona producida por nuestro organismo durante el ejercicio, procura una sensación de tranquilidad y ligereza. Al aire libre, además, el deporte multiplica los beneficios para el organismo. Los parques, bosques y otros lugares protegidos se convierten en puntos de encuentro propicio con árboles en flor y una naturaleza exuberante.

En este entorno, practicar una actividad física es más liberador que en casa, en el gimnasio o cualquier lugar de interior. Así, el ritmo cardiaco y la presión arterial son menos elevados y mejora la salud cardiovascular.

Y si hacer deporte es bueno para la moral y la salud, también es una oportunidad para disfrutar. Ya sea para aprovechar un momento lúdico con los niños, o para disfrutar en pareja o quizás con un compañero de trabajo durante la pausa para comer, el deporte es siempre un pretexto perfecto para compartir tiempo con otras personas.

Desde esta perspectiva, hacer un esfuerzo físico deja de ser una obligación y se convierte en un momento especial que nos saca del ritmo frenético del día. Descubre 7 deportes que puedes practicar al aire libre ya, ahora mismo, para recuperar la forma y buen humor.

El slackline para optimizar el equilibrio y volver a la infancia

El slackline es un deporte para trabajar el equilibrio sobre una cinta tendida entre dos árboles. Como un funambulista, intentas avanzar cuidadosamente, evitando caer, con lo que te esfuerzas en dominar tu autocontrol, en ejercitar el conjunto del cuerpo y la flexibilidad. Ideal para estimular la musculatura profunda, el slackline es una forma de tonificar todo el cuerpo de forma sencilla.

La natación para una pausa en solitario

Ideal para encontrarse a uno mismo, la natación es un deporte completo que hace trabajar todo el cuerpo sin sufrir impactos sobre las articulaciones. Desde los primeros días de la primavera, la idea de sumergirse en una piscina va pareciendo cada vez más atractiva. Cogemos el bañador y vamos a la piscina o al mar, para los más atrevidos. Accesible para todos, la natación permite muscularse limitando la sensación de esfuerzo gracias al agua y su efecto de ingravidez.

Relajación al aire libre

Para escuchar al cuerpo, con una sencilla esterilla, a la hora de comer o después de trabajar, brinda un momento al contacto con la naturaleza para relajarte y liberar tensiones. Sobre la hierba o en la playa, en un parque o en un bosque, los elementos naturales son buenos aliados para alejar el estrés.

El running para respirar y ejercitarse sin gastar un céntimo

Con un poco de motivación y un buen par de zapatillas deportivas, salir a correr es uno de los deportes más accesibles. Tras establecer un recorrido, comienza tranquilamente y luego ve aumentando poco a poco el ritmo y la duración del esfuerzo. Si lo necesitas, la música puede ayudar a mantener la motivación o, mejor incluso, céntrate en disfrutar el ruido de la naturaleza, el susurro de las hojas de los árboles y el canto de los pájaros.

El monopatín para una sensación de libertad

Más allá de la adolescencia, el skate, muy de moda, nos devuelve las ganas de agarrar el monopatín para deslizarnos por la ciudad. Con un buen equilibrio y coordinación del cuerpo, los gestos son muy fáciles de aprender. El skate facilita la tonificación de todo el cuerpo y, una vez dominado, confiere cierta confianza en uno mismo.

Hacer marcha para disfrutar en familia

Una buena oportunidad para rodearse de amigos o con los niños, salir a hacer marcha es un ejercicio muy ignorado. Con un ritmo más o menos elevado y buen calzado deportivo, hacer marcha tiene muchos beneficios para la salud. Puedes salir empujando el carrito del bebé o acompañando al adolescente en su bici, camina con una cadencia más rápida que un simple paseo, así tonificarás los glúteos y las piernas al tiempo que trabajas los hombros y los brazos.

El paddle surf para tonificarse sin darse cuenta

De pie sobre una tabla ancha de surf, el paddle surf es una oportunidad para hacer deporte en contacto con el agua. Con la pareja o con amigos, se empieza a hacer paddle surf de rodillas hasta que se encuentre el equilibrio. Una vez se adquiere más seguridad, la posición de pie permite apreciar el paisaje desde una perspectiva nueva. El agua calma las tensiones y se convierte en un auténtico entorno de juego, como si de un juego de la infancia se tratara.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s