6 ideas para involucrar a los niños en un bautismo

¿Les gustaría que los niños participaran más en el bautismo de su hijo? ¡Excelente idea! Estarán encantados, orgullosos y comedidos durante la celebración. Pero, ¿qué se les puede proponer?

¿Tienen un bautismo pronto? ¿Por qué no hacer que los demás niños participen también en la celebración? Eso les permitiría compartir el significado del bautismo y de sus símbolos y, además, “canalizar” el tiempo de la ceremonia. No importa si son los padres, los abuelos, los tíos del futuro bautizado o cualquier otra persona la que proponga hacerse cargo de esta propuesta: aquí tienes algunas ideas para hacer que los niños crezcan en fe y en sabiduría.

Para los dibujantes en ciernes: colgar sus dibujos en un panel

Esta idea supone un poquito de anticipación, ya que, algunos días antes del bautismo, hay que pedir a los niños que hagan un dibujo que represente lo que significa para ellos el bautismo.

El día de la celebración, en un momento que concretarán con el sacerdote, los niños entregarán sus dibujos y los colgarán en un gran panel. Hermanos, hermanas, primos, primas, todos estarán orgullosos de haber participado en la elaboración de un recuerdo tan creativo del bautismo.

Para los tradicionales: repartir velas

Después de la entrega de la prenda blanca al bautizado, el sacerdote enciende el cirio pascual, símbolo de la fe cristiana, y lo entrega a los padres, padrino o madrina, recordándoles que su deber es mantener viva esa llama.

Es una buena ocasión para entregar a cada niño presente una vela pequeña que les recuerde su propio bautismo (si están bautizados) y la alegría de ser un Hijo de Dios.

Para los nostálgicos: traer su propio cirio bautismal

Un gesto todavía más simbólico es pedir a los niños que traigan su propio cirio, encendido el día de su bautismo, para encenderlo de nuevo con el cirio pascual. El cirio representa la luz de Cristo resucitado.

Para los privilegiados: ayudar en los preparativos

Preparar las cajas de peladillas, colgar etiquetas y decoraciones, vestir la mesa para los invitados, escribir los nombres de los niños y la fecha del bautismo en las cartas que se entregan a los invitados como recuerdo,… Pequeños preparativos en los que los niños puedan participar con alegría y solemnidad.

Para los más pequeños: intentar incluirles en cada etapa de la celebración

Con el acuerdo del sacerdote, los niños pequeños pueden participar en las diferentes etapas del bautismo. En el momento de recibir al futuro bautizado, los pequeños pueden, al igual que los padres, padrino y madrina, trazar el signo de la cruz sobre la frente del niño.

Antes del bautismo, un niño puede verter el agua, símbolo de purificación y de renacimiento, en la pila bautismal. Luego los niños pueden ser llamados a la primera fila ante el baptisterio.

Después del bautismo, el sacerdote puede darles a oler el Santo Crisma, aceite perfumado bendito, marca indeleble de Cristo sobre el recién bautizado.

Para los mayores: leer la Palabra y ayudar al sacerdote

Durante el momento de la Palabra, un niño que sea lo bastante mayor, puede leer una lectura o bien las intenciones de la oración universal, ante los congregados.

Algún otro puede ayudar al sacerdote durante la ceremonia, previa autorización del padre, acercándole por ejemplo, llegado el momento, la Biblia al ambón o el Santo Crisma. Hay muchas otras tareas con las que pueden participar en la celebración mientras aprenden a servir en la misa.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s