¿Sabes si tu bebé cuando toma el pecho se alimenta bien?

Shutterstock-Oksana Kuzmina

Algunos consejos para lograr una lactancia materna exitosa

Dar de mamar es el mejor comienzo de la vida de un niño o una niña. A través de la voz, el olor, la mirada y el contacto con la madre se le brinda la seguridad y estímulo. La lactancia es mucho más que dar alimento: es dar amor, seguridad, placer y compañía.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (sigla en inglés UNICEF), el 95% de las madres están capacitadas para amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

Para amamantar es necesario darles confianza a las madres de que todas tienen buena leche y transferirles las habilidades para producir la cantidad de leche que su hijo necesita. Además, es una forma de evitar los abandonos precoces de lactancia, y los mejores resultados se dan cuando se trabaja desde el embarazo.

La leche materna es una sustancia sorprendente que no puede ser replicada por ningún medio artificial. Debido a su composición y sus funciones es única, contiene componentes especiales destinados al desarrollo cognitivo, inteligencia, al crecimiento del cerebro y se digiere fácilmente por lo tanto es el balance ideal de nutrientes que el bebé precisa.

Provee al niño de factores inmunitarios contra alérgenos y enfermedades específicas del entorno que rodea tanto a la madre como al niño.

La lactancia le proporciona al bebé y a la madre muchos beneficios que comienzan desde el momento después del nacimiento y se prolongan por muchos años después de terminado este período.

Hay algunos requisitos básicos para lograr una lactancia exitosa:

Primero, la disposición y confianza de la madre en su capacidad de amamantar.

Segundo, saber y tener la técnica de lactancia adecuada.

¿Por qué es tan importante la técnica?

Porque se genera la producción de leche adecuada, se satisface la necesidad del niño porque se facilita la succión eficaz por parte del niño, la madre no se lastima los pezones, se produce una satisfacción psíquica de la madre y bebé.

¿Cómo saber si el bebé se está alimentando bien con el pecho?

  • El sonido de la deglución debe ser audible
  • Se observa que el niño quedó satisfecho
  • Tiene un sueño tranquilo
  • El aumento de peso es normal
  • La diuresis es normal (moja aproximadamente 6 pañales/día)
  • Las deposiciones de pecho son amarillas y fluidas
  • La madre no presenta dolor al amamantar

¿Cuál es la técnica correcta para una lactancia exitosa?

A amamantar se aprende, y muchas mujeres tienen problemas al principio para hacerlo, por esta razón la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF lanzaron en 1991 una iniciativa en América Latina y el Caribe de Hospitales “amigos del niño”, a través del mismo se brinda apoyo y se contribuye a mejorar la atención a las madres y los recién nacidos en el servicio de maternidad.

Para una lactancia exitosa tiene que haber:

    • Correcta posición materna
    • Correcta posición del niño
    • Buen acoplamiento boca pecho
    • Frecuencia y duración de las mamadas a libre demanda

Para ello los pasos son los siguientes:

    1. Lactante enfrentado a la madre (panza con panza)
    2. Cabeza y tronco en el mismo eje, de manera que no tenga que girar la cabeza ni estirar el cuello para llegar al pezón.
    1. Sostener la mama con la mano 4 dedos por debajo y pulgar por encima (en forma de C).
    2. Estimular el labio inferior del niño con el pezón, reflejo apertura de la boca.
    3. Una vez abierta grande la boca del bebé acercar el lactante a la mama
    4. Asegurarse que el pezón y parte de la aréola este dentro de la boca del niño, de esta manera quedara en la posición “boca de pescado”, con labios evertidos y la nariz y el mentón tocando el pecho.
    5. Ritmo de succión del RN y del lactante

¿Cuándo, con qué frecuencia se debe amantar?

La regla básica es: cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre.

Para ello es importante ofrecer el pecho a libre demanda, dejando que el bebé marque las pautas tanto en el intervalo entre mamadas como la duración de cada una.

Un recién nacido normalmente mama entre 8 y 12 veces en 24 horas. Alrededor del mes, el niño ya establecerá su propio ritmo, y probablemente tomará menos veces al día.

Si se saltean mamadas con el fin de “acumular” más leche, lo único que provocará es disminuir la producción.  Esto sucede porque la leche retenida en el pecho es una señal para el cerebro de que está sobrando y que hay frenar la producción.

Los clásicos 10 minutos de cada pecho para acortar la duración de la mamada, no son lo ideal ya que puede privar al niño de tomar “la leche del final de la mamada”. Esta leche es la más rica en grasa y calorías necesaria para sentirse satisfecho y aumentar de peso.

Por lo tanto, permitir al bebé que mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que se desprenda o no succione más. Recién después ofrecer el otro, sin preocuparse si no quiere seguir mamando. La siguiente vez que mame se ofrece el último pecho.

Además, la gran parte de la leche que toma el niño se produce durante el momento de la propia mamada, por ese motivo no es necesario sentir los pechos llenos antes de poner a mamar al bebé.

¡Digamos sí a la lactancia materna!

Es necesario dar confianza a las madres de que todas las mujeres tienen buena leche y transferir a ellas las habilidades para producir la cantidad de leche que su hijo necesita. Para ello es necesario que, entre todos, ya sea en los centros de salud, el personal de salud, empresas y la familia ayuden a la madre a mantener la lactancia.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s