ESPECIAL BODAS: Velo de novia, ¿tradición o moda?

Lo que hay que saber sobre cómo llevar el velo y cuándo levantarlo

El vestido, los zapatos, los accesorios… y por supuesto, el velo. Así de claro y rotundo. No porque a día de hoy se haya convertido en un complemento estrella del look de novia, sino por el significado espiritual y tradicional que hay bajo él en las ceremonias religiosas, claro está.

Cabe decir que su origen es algo incierto, y su significado, varía según la fuente que tratemos. Esconderse de algo o de alguien, protegerse, reservarse, ocultarse… Lo que sí es cierto, y quizás no sepas, es que para los cristianos el velo es un símbolo sagrado por sí mismo ya que significa la protección divina sobre la nueva familia.

Dicen que el vestido es a la carne lo que el velo es a la familia. Aunque el velo, tal y como lo conocemos hoy, no fue hasta 1800 cuando pasó a ser un elemento “obligatorio” en las bodas cristianas, con la función simbólica de indicar la pureza o virginidad de la novia. De ahí su color blanco.

Como bien sabes, con el paso del tiempo, todo esto ha cambiado. Ahora llevar velo es un acto voluntario, pues la Iglesia no obliga a llevarlo así tal cual. Cabe pensar que toda novia que decida llegar velada a la iglesia entiende su significado, lo siente y respeta, y asume seguir el protocolo.

¿Sabías que?

  • Si decides llevar velo, el protocolo dice que deberías de salir con él puesto de casa de tus padres o del hotel y mantenerlo hasta después del primer baile. Aunque también estaría permitido quitarlo después del cóctel o, incluso, retirarlo justo antes de entrar al banquete. Lo que no deberías es retirarlo mientas estás sentada en la mesa.
  • A la hora de levantar el velo en la ceremonia, el protocolo dice que si el diseño del velo lo permite, la novia debería entrar en la iglesia con el rostro cubierto y sólo sería el novio el que lo levantase al pronunciar el sacerdote la frase “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”.

Y si hablamos de moda… las tendencias vienen y van. Muchos son los diseñadores que a lo largo de su trayectoria han apostado por esta prenda en sus colecciones, bien sea por el refinamiento que aporta, por la tradición, o simplemente por ser un elemento que suma a todo el look de novia.

En concreto, de las grandes casas de moda de novia, recuerdo Carolina Herrera, Zuhair Murad, Reem Acra o Elie Saab en su colección Primavera 2017 presentada en Nueva York. Sus modelos, novias veladas en su mayoría. Poco a poco la tendencia ha ido extendiéndose y viéndose en el resto de pasarelas.

En Madrid, por ejemplo, Carmen Soto, Raquel Ferreiro o Nihil Obstat también añadieron velos en algunos diseños en la pasarela Atelier Couture.

Entonces, ¿velo sí o velo no? Esta pregunta es personal y dependerá solo de ti.

Es cierto que encontrar el velo perfecto para cada novia no es fácil, ya que esto dependerá del diseño del vestido, del físico y de la estética del resto de elementos del look. Pero no te preocupes, porque dar con él es fácil. Déjate asesorar por los expertos. Tan solo tienes que ver estas novias, ellas fueron unas auténticas novias veladas y las protagonistas indiscutibles de este artículo.

Beatriz Anelo de Bianca y Radiante Wedding Planner & Events 

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s