Twin Peaks: La odisea de Dale Cooper

David Lynch recupera su obra más celebrada en una serie limitada de 18 episodios para Showtime

Denostadísima en el momento de su estreno –tanto por la crítica como por el público, ninguno de los cuales supieron entender la propuesta–, Twin Peaks: Fuego camina conmigo era una especie de grito de socorro por parte de un creador hastiado por tener que desviar lo que concibió como una variación (más) perversa de su anterior Terciopelo azul hacia un esquema de whodunit mucho más convencional y más anodino de lo que pretendía.

Un auténtico ejercicio de libertad expresiva en la que Lynch recuperaba el universo que había creado a cuatro manos junto a Mark Frost para redimensionarlo, y llevárselo al terreno de lo onírico y lo surrealista en el que se siente más a gusto desde los inicios de su carrera –salvo, claro está, fugas como El hombre elefante o Una historia verdadera–.

De ahí que el director haya tardado 25 años en ponerse manos a la obra con una continuación de la que, a nivel popular, sigue siendo su obra más conocida. No por esperar el momento idóneo, ni por encontrar la idea adecuada, sino, simplemente, por estar colocado en la situación profesional ideal para poder hacer, literalmente, lo que le dé la gana con Twin Peaks.

Lynch ha negociado con dureza con Showtime para que esta nueva temporada –sobre el papel debería ser la tercera, pero en realidad se ha reiniciado la numeración– se acerque más Fuego camina conmigo que a la segunda tanda de capítulos de la serie original. Y a fe mía que lo que ha rodado es toda una declaración de intenciones respecto al concepto de televisión seriada que, a día de hoy, se ha convertido en mayoritaria.

Es difícil leer las intenciones de una obra de Lynch sin haberla visto de forma completa –y hasta el próximo septiembre no podremos disfrutar del último episodio de esta nueva Twin Peaks–, pero, vistos los primeros capítulos, parece claro que, más allá de las tramas secundarias con las que se va entrecruzando, lo que el director quiere narrarnos son los esfuerzos de Dale Cooper (Kyle MacLachlan) para volver a la realidad tras quedar atrapado en la Logia Negra.

La cuestión es, como (casi) siempre ocurre con su obra, si debemos asimilar de forma literal lo que nos está narrando, o más bien rascar bajo la superficie para desvelar algo más allá: no empezaremos a darnos cuenta de si realmente Cooper está saltando entre planos –y cuerpos, lo que permite a MacLachlan hacer gala de su talento para el humor físico– o si se trata de alguien que ha perdido todo sentido de la realidad, hasta el punto de desarrollar un trastorno de personalidad múltiple…

La cuestión es que, en esta Twin Peaks, Lynch ni siquiera se esfuerza en adaptarse a la narrativa de la televisión contemporánea, sino que rueda, como viene siendo habitual en él, con planos largos y morosos, creando incomodidad y perturbando al espectador con esos detalles inesperados, muchas veces surrealistas –cuando no abiertamente cómicos: no hay más que repasar su obra para darse cuenta de que tiene un sentido del humor muy peculiar, no siempre bien entendido–, que caracterizan a su visión del audiovisual.

Que cada capítulo termine con la interpretación en el Bang Bang Bar de un grupo diferente –tras la aparición de los Chromatics en el doble episodio inicial, también se han asomado The Cactus Blossoms y Au Revoir Simone– es una perfecta metáfora de lo que la serie es, a día de hoy, para Lynch: una forma de generar beneficios a través de productos derivados como las bandas sonoras, pero también una vía para expresar –y darle pábulo expresivo a– lo que le venga en gana.

Ficha Técnica

Título original: Twin Peaks

Temporadas: 1 (primera emisión: 21-05-17) 18 episodios

Canal: Showtime

Creadores: David Lynch, Mark Frost

Género: Drama fantástico

Reparto: Kyle MacLachlan, Mädchen Amick, Dana Ashbrook, Richard Beymer, David Duchovny, Sherilyn Fenn

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s