¿Podemos prevenir el cáncer a través de nuestra alimentación?

Llevar buenos hábitos alimenticios y evitar el consumo de tabaco y alcohol ya disminuye en gran medida el riesgo

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer se encuentra como la segunda causa de muerte en el mundo. En el año 2015 ocasionó 8,8 millones de muertes y se estima que casi 1 de cada 6 defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad, indica una actualización publicada en febrero de este año.

Además, según este organismo internacional un tercio de las muertes por cáncer es causado principalmente por 5 factores de riesgo tanto conductuales como dietéticos. Estos factores son el índice de masa corporal alto, la ingesta pobre de frutas y verduras, poca actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.

Por lo tanto, eso significa que llevando buenos hábitos alimenticios y evitando el consumo de tabaco y alcohol ya se disminuirá en gran medida el riesgo de padecer esta patología.

Entonces ¿podemos prevenirlo de alguna manera?

. Hay estudios que indican que al menos un tercio de todos los casos de cáncer pueden prevenirse a largo plazo, retrasando la formación o proliferación de células cancerígenas a través de la alimentación y estilo de vida adecuado.

El Instituto Nacional del Cáncer (de Estados Unidos) recomienda:

  • Realizar algún tipo de actividad física. Mantiene la masa magra además de ejercer efecto beneficioso sobre otros órganos y sistemas (inmunológico y endocrino) reduciendo el cáncer de colon y de mama.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso o la obesidad pueden aumentar la aparición de tumores como el de mama, endometrio, colon y riñón.
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas. Se relacionan con el cáncer de de boca, faringe, laringe y esófago. Su consumo para las personas que toman no debe exceder las 2 medidas para el hombre y una para la mujer por día (1 medida corresponde a un vaso de whisky, o una copa de vino, o un vaso de cerveza).
  • Llevar una dieta saludable. Con control de calorías, proteínas y grasas, rica en fibra que actúa como factor protector del cáncer, baja en sodio y rica en vitaminas y minerales.
  • Evitar el consumo de tabaco, que es el que provoca más muertes en el mundo.

Recomendaciones para prevenir a través de la alimentación:

  • Evitar el consumo diario de alimentos como: carnes rojas, grasa animal, carnes en conserva, fiambres, salchichas.
  • Evitar el consumo de líquidos muy calientes.
  • Disminuir el consumo de productos ahumados, salados o con otro tipo de conservación química.
  • Elegir alimentos ricos en fibra como frutas, vegetales, cereales integrales, frutos secos que previenen principalmente el cáncer de colon, recto, mama, y ovarios.
  • Aumentar el consumo de vegetales y frutas de distintos colores por lo menos 5 al día.
  • Controlar el consumo de bebidas estimulantes, como refrescos cola, café, té.
  • Seleccionar alimentos ricos en antioxidantes como el beta-caroteno, que se encuentra en los vegetales y frutas de color anaranjado como la zanahoria o la naranja y el licopeno en lo de color rojo como el tomate y la sandía.

Alimentos protectores:

Brócoli, consumiendo esta verdura se puede prevenir el cáncer de colon y de vejiga.

Frutos del bosque, como las frambuesas, arándanos y fresas presentan compuestos como antocianidinas y ácido elágico que son un potencial anticanceroso ya que, son capaces de impedir la activación de sustancias cancerígenas tóxicas para las células.

Derivados de la soja, como el tofu su contenido de isoflavonas (un componente similar a los estrógenos) enlentecen el crecimiento de las células del cáncer de mama.

Té verde, posee una sustancia llamada catequinas, que pueden bloquear el crecimiento de cáncer, al barrer los radicales libres.

Pescado azul, como el salmón, atún o sardinas tiene un alto contenido en omega 3 y otros nutrientes esenciales que podrían prevenir principalmente el cáncer de riñón, mama y de próstata.

Las nueces, ricas en vitaminas, minerales y también en ácidos grasos omega 3, reducen o enlentecen el crecimiento de células cancerígenas.

Tomate, tiene una sustancia llamada licopeno con poder antioxidante que ayuda a prevenir el daño celular.

El ajo, por su contenido en azufre, oligosacáridos, flavonoides y selenio se encargan de evitar la proliferación de células malignas.

La palta, con propiedad antioxidante que ayuda principalmente en el cáncer de próstata.

La importancia de llevar un estilo de vida saludable radica no solamente en mantener un buen estado físico, sino también en prevenir patologías como el cáncer. Día a día van apareciendo estudios científicos que demuestran que a través de la alimentación se puede ayudar a prevenirlo.

 

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s