¿Es cierto que los arándanos pueden prevenir las infecciones urinarias en niños?

A pesar de que pueden ser útiles como preventivos, no deben ser usados como tratamiento cuando la infección ya está presente

Las infecciones urinarias son muy recurrentes en bebés y niños, hay diversas causas posibles como el uso de pañales, una mala higiene de la zona pélvica, no orinar con la frecuencia necesaria o retener la orina, entre otras.

Por esta razón muchas veces en la consulta nutricional los padres me han consultado sobre el consumo de jugo de arándanos rojos para prevenir estas infecciones.

El arándano rojo es un fruto, una baya roja de sabor ácido, de 1-2 cm de diámetro aproximadamente. Es autóctono del este de América del Norte, pero su cultivo se da actualmente en otras regiones del mundo como Europa, Sudamérica, Australia, Nueva Zelanda, China y Japón.

Se usa para producir jugos, licores, mermeladas, conservas, en pastelería y en otros productos alimenticios. Se lo encuentra también formando parte de diferentes suplementos dietarios en forma de extractos, tés y cápsulas o tabletas.

Antes, tanto el fruto como las hojas del arándano rojo, eran utilizadas para el tratamiento y prevención de varias afecciones, tales como úlceras, infecciones del tracto urinario (ITU), diarrea, diabetes, dolencias estomacales y problemas hepáticos.

Actualmente se utilizan principalmente en la prevención de las infecciones urinarias bajas (cistitis y uretritis) y como un potencial antioxidante.

¿Por qué el uso de arándanos en las infecciones urinarias?

La infección urinaria más habitual en niños es la cistitis, afecta principalmente a las niñas más que a los niños.

Habitualmente se trata con antibióticos, lo que ocurre es que a veces las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos, o pueden provocar algún efecto adverso. Por esta razón antes de que ocurran para prevenir a la población más susceptible a las mismas (niños y mujeres), se buscan alternativas terapéuticas, algo natural como en este caso los arándanos rojos (jugos, extractos o capsulas).

¿Cómo actúan los arándanos?

Lo que hacen es obstaculizar las bacterias patógenas como la “Escherichia coli” para que no se adhieran al tracto urinario.

Además, los ácidos de los arándanos como las proantocianidinas acidifican la orina, lo que provoca un efecto antibacteriano, previniendo las infecciones.

A pesar de que pueden ser útiles como preventivos, no deben ser usados como tratamiento cuando la infección ya está presente.

Tanto el consumo de productos alimenticios a base de arándanos, como jugos o el fruto entero no se recomienda en exceso, porque puede provocar algún malestar digestivo.

¿Cuáles son sus propiedades nutricionales?

Los arándanos son muy nutritivos, aportan compuestos fenólicos como los flavonoides, antocianinas y proantocianinas. Los flavonoides tienen propiedades antitumorales, antiulcerosas, antioxidantes y antinflamatorias. Las antocininas son las encargadas de brindarle su color intenso y las proantocianinas son a las que se le atribuye el papel de preventivo de las infecciones urinarias y también en enfermedades de encías y úlceras en el estómago.

Son muy ricas en vitaminas como vitamina A, vitaminas C y betacarotenos que ayudan a mantener el sistema inmunitario sano, también vitamina B3 (niacina), vitamina B2 (riboflavina) y vitamina E.

Su alto contenido en fibra principalmente soluble ayuda a reducir el colesterol LDL. Presenta un bajo aporte calórico aproximadamente unas 30 calorías por 100 gramos, además no tiene sodio ni grasas por lo que es un aliado en las dietas para bajar de peso.

Contiene como minerales potasio, fósforo y calcio y son muy ricas en glúcidos y pectinas.

Los compuestos fenólicos son los que le dan poder antioxidante, por lo que son muy beneficiosos para la salud ya que ayudan prevenir y luchar contra las enfermedades como las del corazón, cáncer, entre otras. Esto hace que sea muy recomendable su consumo en todas las edades y etapas de la vida.

En relación a los arándanos rojos hasta el momento no hay estudios científicos que aseguren que su uso en niños sirva para el tratamiento de las infecciones urinarias, pero sí en la prevención.

En algunos estudios se observó que se redujo a la mitad los eventos por infecciones, pero otros muestran que no ofrecen una protección importante contra las recurrencias. Por lo tanto, el beneficio de los arándanos en esta afección sigue aun sin dilucidar.

De todos modos, se continúa analizando tanto por su riqueza en antioxidantes como por su papel si en la prevención de las infecciones urinarias.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s