Te escogí porque tú eres la respuesta más linda y exacta a mis oraciones

wavebreakmedia/shutterstock

Yo te escogí y seguiré escogiéndote todos los días, porque antes de escogerte, Dios ya lo había hecho por mí

Te escogí porque, desde que entraste en mi vida, mi mundo en blanco y negro tomó color.

Te escogí porque mis domingos por la tarde dejaron de ser aburridos y empecé a disfrutar quedarme el sábado por la noche en casa con mi pijama viejo, viendo una película a tu lado.

Te escogí porque aprendí que puedo ser mucho y que mejorar algunas cosas en nosotros es necesario y forma parte de nuestro crecimiento. Yo, como tú, soy más. Yo, como tú, soy suma y no división.

Te escogí porque mi risa toma forma de amor y mi alma se vuelve ligera cuando estoy contigo. Te escogí porque mi primer y último pensamiento del día sigues siendo tú. Te escogí porque las despedidas, por más simples que sean, son siempre dolorosas y enseguida me siento invadida por una inmensa nostalgia. Te escogí porque eres la primera persona que busco cuando algo bueno me sucede, y la primera persona que busco cuando no estoy bien y necesito un abrazo, de esos que sofocan a la gente de tanto amor.

Te escogí porque, incluso después de tanto tiempo juntos, mi corazón aún se acelera cuando te ve y aún me pongo nerviosa, con esas mariposas en el estómago, cada vez que te veo.

Te escogí porque eres la respuesta más linda y exacta a mis oraciones, cada vez que pensaba que no tenía salida y le pedía a Dios a alguien que cuidara de mí y no de mis dolores. Y entonces Dios cuidó de mis heridas y preparó mi corazón para tu llegada e, incluso con todos los bloqueos y miedos, me fui involucrando cada vez más en esta historia.

Y entonces llegaste y, en lugar de romper mi corazón, como ya lo habían hecho antes, rompiste mis barreras y bloqueos que yo misma creé tras muchas heridas. Cuidaste de mí cuando estuve enferma, cuidaste de mí cuando yo quería tirar la toalla, cuidaste de amarme y no perder el encanto nunca.

Te escogí porque, cuando intento expresar lo que siento, las palabras se atragantan, se tuercen y no logro definir lo que siento. Te escogí, porque nunca nadie me había demostrado cuán bondadoso y paciente puede ser el amor, cuán importante es no tener celos y cuán necesario es mantener el respeto siempre.

Yo te escogí porque tu sonrisa aún me cautiva y tu toque hace tambalear mi cuerpo. Yo te escogí, porque me encanta ir de la mano contigo y tus besos en la cabeza mientras esperamos el elevador. Yo te escogí, porque aún encuentro linda la forma en que me miras y porque tu abrazo sigue siendo el mejor del mundo, es mi abrigo.

Yo te escogí y seguiré escogiéndote todos los días, porque antes de escogerte, Dios ya lo había hecho por mí. Él pensó en cada detalle, Él pensó en cada punto que yo necesitaba mejorar y en quién podría ayudarme a ser una persona mejor. Él sabía quién me enseñaría y también quién quería aprender. Él sabía exactamente quién despertaría mi risa y hacer brillar mis ojos de tanto amor.

Él sabía quién amaría mis exageraciones, a quién no le importaría mi risa escandalosa y quién me consideraría linda por la mañana al despertar. Él sabía quién me admiraría y se sentiría orgulloso de cada conquista mía; quién aplaudiría mis victorias y estaría a mi lado en los fracasos. Él sabía a quién le gustaría mi modo desordenado y desastroso de ser. Él sabía quién me desbordaría, quien vendría para sumar y quién sería el mejor para mí. Valió la pena haberte esperado, valió la pena haber orado. Tú eres mi mejor elección.

Por Logo Eu

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s