¿Donald Trump ignoró la Laudato Sí, regaló del papa Francisco?

Alessandra Tarantino | POOL | AFP

Pope Francis exchanges gifts with US President Donald Trump (C) and US First Lady Melania Trump during a private audience at the Vatican on May 24, 2017. US President Donald Trump met Pope Francis at the Vatican today in a keenly-anticipated first face-to-face encounter between two world leaders who have clashed repeatedly on several issues. / AFP PHOTO / POOL / Alessandra Tarantino

Alerta por la salida de EE.UU. del pacto global del clima

Tras 30 minutos de encuentro en el Vaticano, el presidente de Estados Unidos dijo al saludar al Papa que no olvidaría sus palabras y leería los textos que le obsequió. Luego ha publicado una foto enorme en el encabezado de su cuenta de Twitter que le retrae sentado sonriente en la mesa con el papa Francisco.

Acto seguido, Donald Trump, parecería que ignorara completamente la encíclica Laudato Sí, sobre el cuidado de la casa común, en la que Francisco exhorta ‘ahora o nunca’ a salvar la creación de Dios de la contaminación producida por la mano del hombre apelando al consenso científico que alerta del preocupante calentamiento climático (LS, punto 23).

De hecho, Estados Unidos, que es uno de los países que más contribuyen al calentamiento global, anunció que abandonará el Acuerdo de París.  Por ello, Trump ha sido criticado dentro y fuera de su país por proteger los ‘puestos de trabajo americanos’ a costa de alimentar la industria moribunda del carbón, bajo el slogan de la campaña electoral: ‘America first’.

En este contexto, el presidente de Francia, Emmanuel Macron y el Papa acordaron “discutir iniciativas en las próximas semanas” a favor del “clima”. El mandatario francés agradeció al Papa por sus acciones antes y después del COP21 y su compromiso para llegar al acuerdo de París, según el diario Le Figaro

La conexión telefónica entre el Eliseo y el líder de 1200 millones de católicos es significativa, porque Francia fue la nación anfitriona del acuerdo de la ONU, donde 172 países fijan en 2025 la reducción de los gases invernadero que pesan sobre el calentamiento global.

Por su parte, el obispo Sánchez Sorondo, prefecto de la Pontificia Academia de las Ciencias de la Santa Sede, comentó negativamente la posición de la administración Trump, pues aseguró que se trata de “un desastre, un gran mal. Y es irracional, porque va en contra de lo que dice la ciencia”.

“Es un desastre en sí mismo, y es una cosa que va contra la Laudato Si’, que el Papa le mostró [a Trump] cuando estuvo aquí la semana pasada”, dijo Sánchez Sorondo a la corresponsal de La Nación, Elisabetta Picque.

Sanchez Sorondo sostiene que Trump dividió a su propio equipo. “Su hija Ivanka, que representa la parte racional, es muy sensata […] Pero prevalecieron seguramente los que le han dado dinero, que son algunas compañías de petróleo”.

La decisión de Trump, una retirada que necesitaría tres años, es coherente con su posición electoral que gritó sobre la supuesta falsedad respecto al cambio climático. En el G7 celebrado la semana pasada en Taormina (Sicilia, Italia) tampoco hubo un acuerdo sobre el clima y fue el preludio del reciente anuncio.

Asimismo, la salida de EE.UU podría empujar a otros países, especialmente emergentes, a seguir el mismo rumbo y sumarse a la lista de países díscolos; además de Nicaragua y Siria.

Por ahora, China, el primer país en emisiones de Co2, Canadá, India y UE han declarado de mantener el compromiso.

Trump ya ha manifestado que EE.UU no ayudará a otros países si esto no armoniza con sus propios intereses. En esta línea, en el COP21, se solicita a los países desarrollados a movilizar 100,000 millones de dólares por año hacia 2020, con el fin de apoyar a los países en desarrollo para cumplir sus metas ecológicas.

En fin, Francisco que escribió Laudato Sí precisamente antes del COP21 para sensibilizar a quienes toman las decisiones, también enseña que la mundanidad lleva al pensamiento único, el mismo que justificaría decisiones ideológicas pasadas como ‘protección de las personas’ (los trabajadores estadounidenses en este caso) cuando en realidad se persigue ‘motivos económicos’ a corto plazo.

Ahora, es tiempo de que la ‘política verdadera’ se despierte del sopor y los cristianos con sus decisiones dejen de caer en discursos velados pro vida, pero que en realidad celan un pro individualismo, un pro capitalismo ensalzado, un pro proteccionismo viceral; el todo presentado muy bien maquillado,  encopetado y brillante, directo a beneficiar el 1% de la población.

Leer también: Los obispos de Estados Unidos dicen que la decisión de Trump sobre el Acuerdo de París es “muy preocupante”.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s