¿Las procesiones tienen base bíblica?

P.M Wysocki (Lumière du Monde)

Hay quien acusa a los católicos de idolatría por hacer procesiones…

Sí, las procesiones tienen un fundamento bíblico. Pero primero me gustaría explicar el significado de la palabra procesión. Este palabra se deriva del verbo latino procédere, y del sustantivo procéssio, que quiere decir marchar, caminar, ir adelante, salida solemne, cortejo religioso, etcétera.

Las procesiones tienen su origen en la Sagrada Escritura. La caminata es un elemento muy importante en la historia de la salvación. En el Libro del Éxodo encontramos al pueblo que camina rumbo a la Tierra prometida. Aquí, en detalle, la descripción del Arca de la Alianza dada por el propio Dios:

“”Harás [los hijos de Israel] un arca de madera de acacia” (Ex 25,10) y (tú, Moisés,) “la revestirás de oro puro por dentro y por fuera” (Ex 25,11); “harás asimismo un propiciatorio de oro puro” (Ex 25,17) (y) “dos querubines de oro” (Ex 25,18); “haz el primer querubín en un extremo y el segundo en el otro” (Ex 25,19)…

El pueblo hebreo cumplió religiosamente la orden dada por el Señor y, una vez concluido todo, condujo el Arca en procesión, en una caminata de esperanza, de alabanza y de liberación, en presencia de Dios.

También el Libro de los Números nos muestra las normas establecidas por Dios al pueblo que caminaba:

“Cuando se levantaba la Nube de encima de la Tienda, los israelitas levantaban el campamento, y en el lugar en que se paraba la Nube, acampaban los israelitas. 18.A la orden de Yahveh partían los israelitas y a la orden de Yahveh acampaban (Cf Nm 9,17-18).

¿Será eso idolatría ordenada por el propio Dios?

Vamos a dar un salto en el tiempo y en la historia y a viajar al Nuevo Testamento. Aquí restaría la entrada solemne de Jesús en Jerusalén. Está escrito:

“”Y la gente que iba delante y detrás de él gritaba: «¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!»” (Mt 21,9).

Como aclaración, las procesiones realizadas por los cristianos empezaron a inicios del siglo IV, tras la declaración de libertad religiosa concedida por el emperador Constantino. Hoy se realizan en varios momentos y ocasiones, siendo las más comunes las de Semana Santa y el Corpus Christi y las procesiones en honor a los santos patronos y a Nuestra Señora.

Vemos claramente, con la Biblia en las manos, que el Arca de la Alianza, con sus querubines (ángeles de oro) no fue solamente colocada en un lugar de honor y destacado en el que se celebraba el culto, sino también llevada por los sacerdotes, solemnemente en procesión, dando vueltas por la ciudad, al son de trompetas.

Hoy las procesiones son caminatas de alabanza y de agradecimiento a Dios, incluso por los santos que Él ha dado a la Iglesia: homenajeamos a Nuestra Señora, a san Sebastián, a san Antonio,… Y sus imágenes representativas son conducidas, a ejemplo de los querubines en el Arca, para recordar a los héroes del cristianismo y pedir su intercesión. Además las procesiones están siempre relacionadas con el año litúrgico.

¿Será eso idolatría?

A partir de A Fé Explicada

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s