10 mitos y realidades sobre el protector solar

Shutterstock-Elena Rudakova

¿Qué hay de cierto o falso en lo que se dice de este indispensable del verano?

  1. Mientras más te pongas, mejor

Aunque es importante aplicar una buena capa (tampoco hasta el punto de parecer un fantasma), lo más relevante es la frecuencia. De nada sirve que te apliques medio frasco si luego pasas 2 horas seguidas en el mar y luego sales a secarte con la toalla (donde te quitas más del 80% de lo que te queda) y te pones a jugar voleibol sin retocarlo. El protector solar debe aplicarse cada dos horas y debes complementarlo con otras cosas, como por ejemplo, sombreros de playa. Asimismo, sí es recomendable que la primera vez que lo apliques lo hagas 30 minutos antes de exponerte al sol para garantizar su absorción.

  1. Sólo necesito protector en el rostro y en las horas punta

El cáncer de piel puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, así que es importante protegerlo todo (hasta detrás de las orejas, especialmente si tienes el cabello muy corto). En cuanto a las horas punta (entre las 12:00 y 17:00), ciertamente hay que ser más cuidadosas en este período de tiempo, pero sin olvidar las otras del día donde también nos afectan los rayos UVA y UVB aunque no lo sintamos con tanta intensidad. ¡No hay que confiarse!

Shutterstock-FernandoMadeira
  1. ¿El sol mejora el acné?

El bronceado puede disimular alguna espinilla roja que tengas y el sol ciertamente puede darte la sensación de “secar” ese fastidioso brote; sin embargo, todo esto es temporal y a la larga es perjudicial, ya que justamente por esa deshidratación de la piel, las glándulas sebáceas producirán más aceite y te saldrá más acné. Además, si una espinilla se llega a romper y lleva sol, aumentas las probabilidades de que tu piel quede manchada.

  1. Después de 30 SPF, todos los protectores son iguales

Aunque la diferencia entre un bloqueador solar de 30 SPF y 90 SPF no es mucha, sí existe; de hecho, es de un 3%. Sin embargo, con que uses uno de 30 ya es más que suficiente siempre y cuando lo utilices de forma correcta (recuerda, cada dos horas).

Shutterstock-Sherry Yates Young
  1. ¿Y si mi maquillaje ya tiene protección solar?

Aunque tu base o polvo compacto tengan algo de protección, no es lo mismo que apliques un protector que es absorbido por la piel y fue creado únicamente para cuidarla. Los dermatólogos recomiendan que apliques protector unos 15 minutos antes de maquillarte y luego procedas a hacer tu rutina normalmente .

  1. Si me aplico protector, no me broncearé

¡Falso! Puedes obtener un lindo bronceado aún protegiendo tu piel de los temidos rayos ultravioletas pero debes tener paciencia y estar consciente de tu tono natural. Quienes no se aplican protección solar o, peor aún, utilizan aceites para acelerar el proceso de bronceado, terminan es “quemándose”, que es totalmente distinto y muy dañino.

Shutterstock-RossHelen
  1. Después de un año, puedo seguir usando el mismo frasco

A veces sólo vamos un par de días a la playa y creemos que podemos guardar nuestro protector hasta el año que viene. Pero cuidado, con este producto es muy importante tanto que se respete la fecha de vencimiento como que se guarde en un lugar seco y donde no le pegue luz solar para que conserve todas sus propiedades.

  1. “Soy alérgica”

Algunas mujeres son alérgicas a ciertos protectores pero esto no quiere decir que todos estén hechos con los mismos ingredientes. Si has tenido alguna reacción alérgica o tu piel es muy sensible, busca un protector físico (o mineral) en lugar de químico; es decir, que contenga óxido de zinc u óxido de titanio.

Shutterstock-paultarasenko
  1. La pieles oscuras necesitan menos protección

Todas las pieles necesitan protección; sin embargo, es cierto que las pieles más oscuras tienen más melanina que las claras, así que tienen más protección natural y pueden optar por un producto con un factor de protección solar menor. Pero hay que aclarar que ese extra de melanina no protege contra los rayos UV, que son los que causan envejecimiento prematuro y hasta cáncer.

  1. Sólo debo usarlo durante las vacaciones

El protector solar debería ser un producto de uso diario para personas de todo tipo de edades y tonos de piel. A veces creemos que sólo el sol de la playa es dañino, pero el de la ciudad también lo es y por eso debemos protegernos, no sólo por un tema estético sino, sobre todo, de salud.

Shutterstock-Olena Chukhil

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s