Un encuentro en el Vaticano que puede ser crucial para Venezuela

Un país expectante y en rebelión popular aguarda los resultados del encuentro de los obispos con el Papa

El arzobispo de Caracas se encuentra entre los prelados venezolanos que han llegado a Roma para sostener este jueves una entrevista con el papa Francisco. Hay mucha expectativa en Venezuela porque arribamos a los 70 días y 63 muertos en una prolongada jornada de protesta que, lejos de amainar, arrecia.

Durante una entrevista con Radio Vaticana la víspera, el cardenal Jorge Urosa Savino aseguró que los obispos tienen mucha esperanza en este encuentro.

La represión del Gobierno ha sido cada vez más cruelHay también la participación de grupos civiles armados, -partidarios del oficialismo-, que actúan apoyando al Gobierno, lo cual es absolutamente criminal, de manera que la situación (de Venezuela) es sumamente grave y por eso nosotros estamos aquí”.

Afirmó que el gobierno de Nicolás Maduro ha perdido el apoyo popular y lo exhortó a desistir de su intención de implantar un sistema totalitario, comunista y militarista en Venezuela.

Madrugaron igualmente, en la prensa regional, las declaraciones de monseñor Antonio López Castillo, arzobispo de Barquisimeto, quien, desde el estado Lara en el centro-occidente del país, dejó sentir su queja: “Es muy lamentable y absurdo que la Guardia Nacional, que tiene la función primordial de proteger al pueblo, ahora esté dedicada a agredir tanto a manifestantes como a los vecinos indefensos que viven en las urbanizaciones, a donde los uniformados llegan para cometer toda clase de violaciones a los Derechos Humanos”.

Barquisimeto es la capital de un pueblo orgulloso de ser la “residencia oficial” de una de las devociones marianas más sólidas de América: la Divina Pastora.

López Castillo, personalmente, fue víctima de acoso a su residencia por bandas oficialistas y hostigamiento fiscal por parte del Seniat (organismo tributario) en retaliación por su valiente homilía al final de la emblemática procesión el pasado enero.

Los jesuitas de Venezuela, “horrorizados con la realidad de miseria, persecución, exilio y muerte que estamos viviendo”, hicieron público un comunicado reciente donde se lee: “Prolongar la actual dramática situación con jóvenes sin esperanza, exiliados y perseguidos, resulta criminal. El tiempo urge y debemos buscar sin demora la transición a una Venezuela reconciliada e inclusiva. Cada día que se demora aumenta la muerte y la miseria, el éxodo y la desesperanza. Con gran dolor, lamentamos el asesinato de jóvenes durante los últimos meses”.

Otro párrafo significativo: “Nosotros los jesuitas en esta dramática hora nos sentimos llamados a acompañar a la gente y a poner a los pobres de Venezuela en el centro de nuestras vidas con el fin de lograr la necesaria reconciliación de todos los venezolanos. Sólo el amor construye; el odio mata, divide y destruye”.

Y es que los desmanes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no han dejado tregua, al punto de que este martes, ante las amenazas de violación y otros vejámenes, jóvenes estudiantes detenidas intentaron lanzarse al vacío desde la sede del Palacio de Justicia en Caracas, según denuncia del Foro Penal Venezolano.

Los presos políticos encerrados en El Helicoide –inmensa estructura circular vecina a la Universidad Central de Venezuela en Caracas- han hecho saber que no los dejan salir a las áreas comunes ni ver el sol. “Debemos permanecer encerrados en celdas sin ventanas 24 horas al día”.

Las noches de barricadas, gases lacrimógenos y detonaciones se han convertido en algo común para los residentes en las principales ciudades del país, al tiempo que crece el repudio contra la Constituyente Comunal, claramente inconstitucional e ilegítima, que el gobierno de Maduro pretende imponer.

Los obispos se han dado prisa, pues saben que el próximo día 30 de junio ha sido fijado por el organismo electoral para realizar la consulta constituyente contra viento y marea. Paralelamente, los rumores de desacato en el sector militar son cada vez más fuertes. Circula que el Alto Mando Militar  -sus componentes son Ejército, Armada y Aviación- habría expresado de manera terminante, tanto a Maduro como al Ministro de la Defensa, que no están dispuestos a respaldar la imposición de una Constituyente rechazada abiertamente por el pueblo como tampoco a sostener los abusos de la Guardia Nacional contra los ciudadanos que protestan de manera pacífica.

Se habrían desmarcado, hecho que no tiene precedentes, lo sugiere una fisura en la estructura militar que ha sido el sostén del régimen.

De hecho, este martes se produjeron unas sorprendentes declaraciones del general Padrino López: “No quiero ver a un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle”. Suena a confesión y amenaza más que a declaración que anuncia rectificación pero, sin entrar a considerar las motivaciones del ministro de la Defensa, es obvio que las tropelías y desafueros con que sus efectivos actúan contra la ciudadanía están ocasionando fugas en tropel de las filas oficialistas.

Un dato revelador es que, tanto el Defensor del Pueblo como el gobernador del estado Carabobo, voceros del gobierno, han respaldado el “llamado de atención” del titular de la Defensa a la Guardia Nacional. A pesar de la tajante orden de Maduro de “parar la calle al precio que sea”.

Y no es para menos, este martes, en medio de la concentración en Caracas, guardias nacionales lanzaron a dos diputados a una alcantarilla y a una cámara profesional, perteneciente a un equipo de televisión que cubría el evento, fue aventada desde piso superior de la autopista contra el pavimento, abajo. Torturan a placer durante las protestas y mientras duran las detenciones.

La guinda de la tarta fue el robo masivo perpetrado por uniformados militares y policiales de celulares, relojes y carteras a los manifestantes en medio de la más absoluta impunidad. Es de resaltar que, entre las muchas particularidades que presenta la crisis venezolana, resulta alucinante ver a la autoridad comportándose como auténticos rufianes. El tango Cambalache en perfecta dramatización.

No obstante, este miércoles desde 23 puntos del país, comienza la concentración que se dirigirá a las sedes del Consejo Nacional Electoral para reiterar el rechazo a la Constituyente de Maduro. El país está claro que permitir una Constituyente equivale a reforzar al régimen y, como han dicho los líderes estudiantiles, “perder para siempre nuestra libertad”.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s