Miriam Hatibi: “Los musulmanes condenamos los ataques”

Míriam Hatibi.

Esta analista de Big Data responde dudas sobre el Islam

Joven, musulmana experta en Data Analysis. Y dispuesta a explicar, una y otra vez, que existe un Islam silencioso, solidario y que condena el terrorismo.

Miriam es catalana, ha estudiado International Business Economics y participa en numerosos encuentros internacionales interculturales.

¿Qué valoración hace del llamamiento de cientos de imanes y representantes musulmanes contra el terrorismo después de los atentados de London Bridge?

Después de los atentados, los imanes y diferentes representantes alzaron la voz y lanzaron un mensaje unánime entre los que practicamos esta religión y es que: condenamos este tipo de actos y no nos representan, ni a nosotros como comunidad ni a nuestra religión como filosofía de vida.

Es un mensaje que hemos repetido en todos y cada uno de los atentados que se han producido en los últimos años en todas las partes del mundo, tanto en países de mayoría musulmana como en occidente.

El objetivo del terrorismo no es otro que sembrar miedo y dividir la sociedad y por eso el mensaje que dan los imanes es muy importante, transmiten la importancia de la unión de la ciudadanía frente a la tiranía de algunos.

Se acusa a los líderes musulmanes de no ser suficientemente explícitos en las condenas al terrorismo. ¿Qué piensa sobre esto?

Los medios de comunicación no dan bastante espacio a las voces moderadas de nuestra religión y se centran en extremismos y malas noticias, sin dar visibilidad a todas las acciones positivas que hacen los musulmanes.

Después de cada atentado, los musulmanes condenan los ataques, se realizan rezos por las víctimas, se recaudan fondos para las familias y se presta todo el apoyo necesario desde mezquitas y otras
asociaciones.

Muchos se preguntan sobre el Islam moderado, la Ilustración en el Islam, porqué no sabemos qué hacer. El Islam es plural pero esta pluralidad y modernidad a veces no llega…

Hay un Islam que practicamos millones de personas en el mundo pero que no se ve reflejado en ningún sitio porque es silencioso. Es el Islam que nos lleva a ser más solidarios, que nos lleva a ayudar a nuestros
vecinos y compañeros y ser justos en nuestras decisiones, sean laborales, personales o de cualquier otro tipo.

El musulmán o la musulmana que reza, ayuna en Ramadan y se preocupa cada día por ser mejor ciudadano en su país no llega a los medios de comunicación y por eso pensamos que es minoritario, pero para nada lo es.

AFP PHOTO / Odd ANDERSEN
Representatives of the Muslim community stand around flowers layed south of London Bridge in London, on June 7, 2017, during a gathering following the June 3 terror attack on London Bridge and Borough Market.British police confirmed on June 7 that the death toll from last weekend’s terror attack in London had risen from seven to eight, after announcing a body had been recovered from the River Thames.

En los medios de comunicación o series y películas se invisibiliza la figura del “musulmán normalizado”. Sigo esperando el día en que en alguna película aparezca un Ahmed y no sea un terrorista sino que sea
abogado, profesor, médico o simplemente figurante número 2. Pero claro, ¿si la gente no ve ese musulmán moderado cómo no va a preguntarse dónde está o incluso si existe?

En Noruega se ha estado emitiendo la serie SKAM, una serie para adolescentes que cuenta la vida de un grupo de jóvenes y sus problemas del día a día. Una de las protagonistas es una chica musulmana con hijab, también hay un chico musulmán en el grupo. Su aparición en esta serie no está marcada por si son o no son radicales sino por los problemas que como cualquier otro joven pueden tener. Esto ha hecho que muchísimos jóvenes conecten con el personaje y aprendan a ver más allá del estigma de la religión como algo violento o que limita.

En estos días de Ramadán se intensifica para vosotros el recordar la importancia de Dios en la vida, y el ayuno os solidariza con quien no tiene hambre. Esto sin embargo no se explica suficientemente, se centra el debate en las exigencias que el Ramadán provoca en escuelas, lugares de trabajo… ¿qué está fallando?

Falla el respeto. A la diversidad cultural, religiosa o de cualquier tipo. Antes de intentar entender a nuestro compañero de trabajo por ser diferente, ya estamos pensando en como su diferencia nos va a afectar negativamente.

Buscamos un culpable para todo aquello que pueda ir mal y desde la ignorancia, todo lo que no es como lo nuestro nos asusta.

¿Cuál es su deseo en este mundo inseguro en el que nos ha tocado vivir?

Que la gente escuche más, que se hagan más preguntas y menos acusaciones.

Usted es catalana, especialista en Big Data. ¿Está cansada que la entrevisten siempre sobre el Islam y no sobre su profesión?

No estoy cansada de que me entrevisten sobre Islam porque es algo que debo hacer, siempre he dicho que me encanta que me hagan preguntas y responderlas porque se que la gente tiene dudas y si puedo aportar mi granito de arena para que nos entendamos mejor, lo haré siempre encantada.

Lo que sí que no me gusta es que se me encasille como mujer joven musulmana y nada más, ni siquiera como mujer joven porque nunca me han preguntado sobre ninguno de los obstáculos que encuentro como mujer o como joven.

Encasillar los musulmanes como musulmanes y nada más hace que la gente se cuestione: y ¿qué están aportando exactamente al mundo? La respuesta es mucho, pero, muy a pesar, la aportación es prácticamente invisible, que no inexistente.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s