7 claves para ayudar a tu hijo a que se defienda ante el bullying

Enseñar al niño a defenderse es distinto de decirle que puede pegar

El acoso escolar es algo universal. Ocurre en todas las culturas y países del mundo. Sin embargo eso no quiere decir que sea un fenómeno que debamos tolerar. Hay estrategias efectivas que consiguen frenar el acoso y algunos colegios de Finlandia, Suecia y Estados Unidos han instaurado protocolos que les han permitido garantizar que son colegios libres de acoso.

Uno de los datos más interesantes es que los acosadores pueden cebarse con cualquier niño. No hay ninguna variable que haga que un niño sea acosado; los niños acosados son buenos estudiantes y malos estudiantes, provienen de familias sin recursos y de familias acomodadas, son introvertidos y también sociables.

Sin embargo, las investigaciones nos dan unas pocas claves acerca de cómo podemos proteger a nuestros hijos frente al acoso. Por eso, he elaborado una lista de las actuaciones que pueden contribuir a que los niños que son pequeños hoy estén más protegidos frente al acoso el día de mañana.

1.Refuerza la confianza de tus hijos. Los niños con problemas de confianza pueden verse amedrentados con más facilidad lo que puede favorecer que un primer insulto o empujón se perpetúe.

2.Crea conciencia social entre los padres de la escuela, el AMPA y la Dirección del colegio. La mejor manera de frenar el acoso es tener protocolos claros y firmes frente al acoso y que haya una buena conciencia social para que los propios alumnos de un mismo aula o escuela se protejan mutuamente  frente al acoso de terceros.

3.Enseña a tus hijos a ser asertivos. La asertividad es la habilidad de defender nuestros derechos y opiniones de una manera respetuosa pero clara. Los niños asertivos tienen más probabilidades de bloquear los abusos porque saben que no deben recibir amenazas, insultos o empujones de los demás y saben como defenderse de ellos.

4.Ayuda a tu hijo a tener buenas habilidades sociales. Una buena manera de conseguirlo es establecer vínculos con otros padres de la escuela, ya que el niño aprenderá de vosotros a relacionarse con sus compañeros con confianza. Si además coincidís en excursiones o fiestas de cumpleaños el niño establecerá lazos más estrechos con sus compañeros que le ayudarán a prevenir el acoso.

5. Evita la sobreprotección. En distintos estudios la sobreprotección de los padres se ha asociado a un mayor nivel de exposición frente al acoso. La sobreprotección disminuye la confianza del niño y reduce la capacidad de resolver conflictos por sí solo. Cuando un niño es atacado por otros tres niños debemos protegerle, pero si se tropieza o tiene un pequeño tira y afloja con otro niño, a veces es mejor dejar que aprenda a arreglárselas por sí mismo.

6. Favorece una comunicación abierta, positiva y de confianza. Los gritos y enfados, no sólo merman la confianza del niño y le hacen sentir que, es normal que otros le griten sino que puede evitar, en un futuro que si tu hijo sufre acoso tenga la confianza suficiente para contaros lo que está ocurriendo. Muchos niños no le cuentan a los padres lo que ocurrió porque sienten que les van a regañar o culpabilizar. Por ello es esencial que el niño tenga un ambiente positivo y una comunicación siempre fluida con los padres.

7. ¿Puedo enseñar a mi hijo a defenderse? Esta es la pregunta del millón. Desde mi punto de vista sí. ¡Claro que sí!! A veces los padres nos tomamos las cosas demasiado literalmente y educamos a nuestros hijos en el respeto escrupuloso de tal manera que el niño, aprende a avisar a su papá o su mamá, pero no se siente con derecho a defenderse por sí mismo.

Los adultos tenemos muchos mecanismos para regular y poner límites a los demás. Podemos utilizar la asertividad, la dialéctica, poner una reclamación o una denuncia. Los niños de dos o tres años, sin embargo, no tiene esas habilidades. Se rigen por otro código distinto  que es mucho más físico.

Nosotros hemos enseñado a nuestros hijos que no se pega. Se lo hemos recalcado un millón de veces. Sin embargo, cuando nuestro hijo tenía dos años y nos dijeron que no se defendía cuando otros niños le quitaban las cosas, nos dimos cuenta de que necesitaba un poquito de ayuda.

Más que ayuda, creemos que necesitaba entender que defenderse es distinto de pegar. Comenzamos a explicarle y demostrarle que tiene todo el derecho del mundo a defenderse. Si un niño le quita un camión, tiene derecho a tomarlo de vuelta. Si otro le agarra del brazo, lo más saludable es que se defienda, gritando “déjame en paz”, tirando con fuerza y marchándose. Y si la cosa se pone más fea y un niño le va a pegar, es bueno que sepa que puede empujarlo o marcharse. No tiene que quedarse quieto para que el otro le pegue.

Como ves, hay una gran diferencia entre no pegar y saber defenderse. La mayoría de los niños no necesitan aprender esto, aunque algunos niños (más sensibles o que siguen las reglas a rajatabla), no les viene nada mal que se lo enseñemos y sentir que tienen permiso para hacerlo. A medida que se haga mayor esta experiencia le ayudará a entender que no debe aceptar otro tipo de abusos y responder rápido frente a las amenazas lo que ayudará a mantener a los abusones lejos.

Este es un tema muy delicado. Les podemos ayudar desde pequeños a tener una buena autoestima, a establecer buenos lazos con sus compañeros y a saber defenderse, pero nada evitará por completo una situación de acoso, porque la responsabilidad nunca estará en su tejado. NINGÚN NIÑO QUE SUFRE ACOSO TIENE RESPONSABILIDAD ALGUNA SOBRE SU SITUACIÓN. La lucha contra el acoso es un trabajo comunitario de padres, asociaciones de padres, compañeros de aula, maestros, tutores, vigilantes de patio y los propios niños de la escuela y sólo si conseguimos que todos seamos conscientes de su gravedad y tenemos como prioridad el frenarlo conseguiremos proteger a todos los niños frente el acoso.

Gracias a todos y todas por el interés que estáis dando a mi blog. Os invito a echar un vistazo al curso on line  “El cerebro del niño; desarrolla el potencial cerebral de tus hijos” en el que explico todos mis trucos para una paternidad y educación plenamente satisfactoria. ¡Más de 1.000 alumnos. 100% valoraciones positivas!

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: