El naufragio en Colombia: Rescatar vidas hasta el último aliento

The tourist boat Almirante is seen in the Reservoir of Penol in Guatape municipality in Antioquia on June 25, 2017.
At least nine people were dead and 28 missing after a tourist boat sank for unknown reasons in a reservoir in Colombia Sunday, authorities said, sharply raising an earlier toll. /

Unámonos en oración por las víctimas del naufragio de “El Almirante” en Colombia

“Estamos vivos de milagro, ese barco no tenía nada”.

Esta afirmación, recogida por medios colombianos, representa una de las tantas voces de los sobrevivientes del naufragio que desde la tarde de este domingo tiene en vilo a Colombia y que ha acaparado la atención a nivel internacional.

La tragedia en el mar ocurrió en una zona turística del embalse Peñol-Guatapé, en el departamento de Antioquia, al norte del país. Coincidente con un día festivo y de fuerte aglomeración de personas, “El Almirante” llevaba a bordo más de 160 personas.

En determinado momento, según el testimonio de muchas personas que iban a bordo, por ejemplo, reproducidas por radio Caracol, se escuchó un fuerte “crujido” y la embarcación se empezó a hundir.

“Ese barco no tenía ni salvavidas ni nada, un familiar mío rompió un vidrio para que saliéramos, Diosito nos dio fuerza, yo realmente no sé ni cómo logré sacar a mi familia. Pude coger a mi bebé de 16 meses, la tiré al tercer nivel y ahí había una muchacha que no sé quién era, me la recibió, y ahí en ese momento salieron mis otras dos hijas y mi esposa. Logré coger a mi bebé y a otro niño, y los tiré a una moto y a mi esposa y mis otras dos hijas las monté a una lancha y ya no supe más”, expresa a El Espectador otro de los sobrevivientes del naufragio haciendo alusión a aquello de la falla con los chalecos salvavidas.

En base a las informaciones que se van actualizando de forma constante, al menos 10 personas fallecieron, otras 10 están desaparecidas y 30 resultaron heridas. De momento, indicaron las autoridades, seis de las víctimas pudieron ser identificadas.

María Hilda Idárraga, Edilma Barragán, Valentina Jaramillo, Lupe del Socorro Cantor Rodríguez, John Jairo Palacio Restrepo y Daniel Mora Ortiz son los nombres que se dieron a conocer, reproduce El Tiempo.

El hecho de que ocurriera a plena tarde y la presencia de varias lanchas alrededor en la zona favoreció a que muchas personas pudieran resultar ilesas y sobrevivir. Sin embargo, para un grupo de personas esto no fue posible.

Las labores de rescate continuaban en las últimas horas gracias al trabajo de buzos especializados. Así lo confirmó el propio presidente de Colombia, Juan Manuel  Santos, quien se hizo presente en el lugar de la tragedia. “Vinimos a decirle a todas las familias que están esperando a sus seres queridos, que las acompañamos en este momento de dolor y de angustia”, expresó.

Una vez más aparece de fondo el tema de la negligencia humana y aspectos a ser considerados en la investigación. Entre otras cosas la capacidad de las embarcaciones para llevar gente a bordo y el uso de chalecos salvavidas.

Por otro lado, trascendió que no es el primer naufragio que sufre esta embarcación. Algunos pobladores de la represa Guatupé coincidieron que anteriormente ya había presentado dos naufragios, uno de ellos cerca de la isla de la Fantasía, reproduce El Colombiano.

De momento, mientras las labores de rescate continúan y nadie descansará hasta hacer todo lo humanamente posible para rescatar a la mayor cantidad de gente posible, al menos esa fue la expresión de deseo de las autoridades y es de esperar que así se pueda cumplir.

No es la única tragedia

En los últimos días Colombia se vio sacudida por otra tragedia, pero esta vez vinculada a explosiones de gas metano en las minas de carbón El Cerezo y La Guasca en la región de Cundinamarca, centro del país. En este caso, las autoridades confirmaron la muerte de al menos 13 personas. El tema de la minería ilegal apareció una vez más sobre la mesa, pues en esa zona operan varias minas con estas características.

“La mina opera en la informalidad lo cual constituye un riesgo latente en materia de seguridad minera”, señaló Carlos Cante Puentes, viceministro de Minas, quien durante el fin de semana también había anunciado la labor del Ministerio de Minas y Energía, la Agencia Nacional de Minería, y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, en las diversas labores de rescate.

Con estas tragedias presentadas en las últimas horas en Colombia, más allá de los errores humanos y negligencias de las autoridades, no queda más que ponerse del lado de las víctimas y unirse en oración.

Oración por los fallecidos

Padre Santo, Dios eterno y Todopoderoso,

te pedimos por los fallecidos en esta tragedia, a quienes

llamaste de este mundo.

Dales la felicidad, la luz y la paz.

Que ellos, habiendo pasado por la muerte,

participen de la presencia de tus santos en la luz eterna,

como le prometiste a Abraham y a su descendencia.

Que su alma nada sufra,

y te dignes resucitarlos junto a tus santos

en el día de la resurrección y la recompensa.

Perdónales sus pecados,

para que alcancen junto a ti la vida inmortal en el Reino eterno.

Por Jesucristo, Tu hijo, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.

(Rezar un Padrenuestro y un Ave María)

Dales, Señor, el reposo eterno

Y brille para ellos tu luz (3 veces).

Artículo elaborado en base a medios colombianos y Presidencia de la República 

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s