De Star Wars a Piratas del Caribe: cuando el cine nos habla a los padres

La lista de películas que exploran paternidad es larguísima. Aquí solo unos ejemplos

Una cosa es ver Star Wars siendo niño o adolescente, y otra cosa muy distinta es ver Star Wars siendo padre. “Luke, soy tu padre” en voz de Darth Vader puede ser casi una anécdota para aquel que no experimentó la paternidad. Pero para el que ya es papá, el diálogo mientras Vader y Luke Skywalker pelean al borde del abismo puede ser escalofriante. E igualmente emocionante la batalla final, con la (re)conversión de Anakin gracias al perseverante amor de su hijo Luke.

En las nuevas ediciones de la saga de Star Wars, El Despertar de la Fuerza y Rogue One, la paternidad vuelve a ser central. En la primera, la escena más importante de Han Solo con Kylo Ren puede ser para los padres amantes de la ciencia ficción lo que para los afines al cine romántico es la despedida de Ilsa y Rick en Casablanca: inolvidable. En la segunda, el vínculo entre Galen y Jyn es motivo y desenlace de toda la película, y en consecuencia, de la saga original de George Lucas. Detrás de las droids y los sables laser lo que sostiene Star Wars es la relación padre hijo.

De regreso en el sistema solar, Piratas del Caribe 5 echa mano del vínculo padre hijo para conmover a quienes extrañábamos de las andanzas de Jack Sparrow. Sin delatar la trama a aquellos que aún no la han visto, esta película de aventuras puede definirse también como la historia de amor de dos hijos por sus padres, padres que renuncian a lo que más quieren, sus hijos, para no exponerlos a peligros, al igual que Galen en Rogue One. Padres, aún piratas, que se redimen en el amor a sus hijos. Para muchos críticos, esta última edición de la saga de Sparrow, la familia Turner, y compañía, recupera el frescor de las primeras.

La película más taquillera a nivel mundial en lo que va del año, La Bella y la Bestia, también presenta en dos polos opuestos la importancia del vínculo entre padre e hijo. En Bella, lo sabemos por la película original, es el amor por Maurice, su padre y el único que la ama y escucha en su afán de querer “más que vida provincial”, el que la lleva a tomar la drástica decisión de tomar su lugar en el castillo encantado. Y, aprendemos en esta nueva interpretación de la historia, en Bestia es el vínculo familiar o la falta de él lo que explica algunas de sus actitudes.

Ejemplos de actitudes heroicas de los padres por sus hijos abundan en distintos géneros de la cinematografía del siglo XXI. En Busca de la Felicidad de Will Smith, o Buscando a Nemo son sólo algunos de los ejemplos. Y si nos vamos apenas algunos años atrás, la multipremiada y tragicómica La Vida es Bella, con la inmortal actuación de Roberto Benigni.

La lista de películas que ensalzan la paternidad puede ser larguísima, y algunas lo hacen sin tanto éxito de taquilla. Pero independientemente del género, el amor de un padre a un hijo es un tema siempre recurrente en aquellos que se dedican a entender qué tipos de historias pueden ser atractivas para las grandes audiencias.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s