Inmigración haitiana a República Dominicana “porque las grandes potencias han abandonado a Haití”

© ERIKA SANTELICES / AFP

En la República Dominicana viven entre 700.000 y un millón de haitianos indocumentados

Durante muchos años se ha venido produciendo un intenso flujo de inmigrantes haitianos hacia la vecina República Dominicana, sobre todo a partir del terremoto de enero de 2010, que además de acabar con la vida de cerca de 300,000 personas, hizo a miles de familias haitianas tener que desplazarse de sus hogares para poder encontrar un medio de subsistencia. Y la inmigración ilegal, junto con los grupos criminales que se aprovechan de la necesidad de la gente, ha crecido.

Mano de obra barata

En ese sentido, el arzobispo emérito de Santiago de los Caballeros (República Dominicana), Ramón Benito de la Rosa y Carpio declaró el pasado fin de semana, en un encuentro con la prensa local difundido por el *Listín Diario*, que hasta que no se combatan los grupos mafiosos integrados por dominicanos y extranjeros que negocian con la necesidad de los haitianos, “el problema de la inmigración ilegal hacia la República Dominicana continuará”.

Con respecto a los reflectores internacionales que se dirigieron a República Dominicana y Haití con las reciente medidas de extranjería impulsadas por el gobierno dominicano (y que pusieron de nuevo el tema de la inmigración forzada de haitianos en busca de supervivencia), el arzobispo de la Rosa y Carpio deploró que las naciones grandes “hayan abandonado por completo Haití” y le hayan dejado “la pesada carga a la República Dominicana”, país que está recibiendo una invasión pacífica de emigrantes clandestinos que llegan en busca de mejores condiciones de vida.

Más adelante, el arzobispo emérito de Santiago de los Caballeros dijo que “es penoso que esos mafiosos se aprovechen de la necesidad y precariedad que están pasando esas humildes personas para chantajearlos y exigirles sumas altas de dinero y, supuestamente, ayudarlos a cruzar los puntos fronterizos con destino al país”.

En el país dominicano se percibe en todas las ciudades, no nada más en los bateyes o en el campo, un aumento de la migración ilegal haitiana (a la que se aúna, en estos meses, la venezolana). Sin embargo, activistas como Antonio Pol Emil, director del Centro Cultural Dominico-Haitiano no le dejan todo el paquete a las mafias, sino que apuntan, también, a las autoridades gubernamentales.

Para Pol Emil, las autoridades dominicanas permiten que en las construcciones de obras estatales haya mano de obra ilegal haitiana. “Lo correcto, dijo, sería tener una política migratoria de control y no de persecución diaria. (…) La política migratoria debería consistir en que los haitianos vengan al país a trabajar, duren un período de tiempo determinado y luego regresen a Haití”.

Otra emergencia humanitaria

Por otra parte, en Santo Domingo, organizaciones humanitarias de Haití denunciaron un aumento de la inmigración de haitianos ilegales hasta territorio dominicano en las últimas semanas debido a las precarias condiciones que sufren los haitianos tras las sequías y las lluvias intensas de estos meses.

La Brigada de Protección de los Derechos Humanos y Civiles y la Coordinación Nacional de Seguridad Alimentaria, ambas de Haití, dijeron a medios dominicanos que el vecino país está al borde de una hambruna, lo que podría aumentar la inmigración de haitianos hasta diferentes países, en especial a la República Dominicana.

Esta situación ha puesto en alerta a las autoridades dominicanas y de acuerdo al comandante del Décimo Batallón del Ejército Nacional en Dajabón, coronel Félix Manuel Gil Ureña, en los últimos cuatro meses 6,911 haitianos han sido devueltos a su país tras ser sorprendidos cruzando la frontera domínico-haitiana.

El oficial explicó que en las operaciones han sido retenidos 18 vehículos y 42 motocicletas que eran utilizados en el tráfico de inmigrantes ilegales. Asimismo, fueron arrestados y sometidos a la justicia nueve dominicanos acusados de estar implicados en el tráfico de haitianos indocumentados.

Aunque no existen cifras oficiales, se calcula que en la República Dominicana viven entre 700.000 y un millón de haitianos indocumentados. Y en estos meses podrían aumentar significativamente.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s