El camión de la vergüenza

Eldia Contreras wipes away a tear as she takes part in a vigil at San Fernando Cathedral for victims who died as a result of being transported in a tractor-trailer Sunday, July 23, 2017, in San Antonio. Several people died after being crammed into a sweltering tractor-trailer found parked outside a Walmart in the midsummer Texas heat, authorities said Sunday in what they described as an immigrant-smuggling attempt gone wrong. (AP Photo/Eric Gay)

Diez migrantes mueren asfixiados al interior de un tráiler

La combinación de falta de oportunidades de trabajo, venalidad de los traficantes de personas, dureza de las leyes migratorias y necesidad de la gente de ganarse la vida ha cobrado otra tragedia.

Al menos 39 migrantes fueron hallados en la madrugada del domingo pasado al interior de la caja de un camión sin aire acondicionado en un estacionamiento en San Antonio, una ciudad del estado de Texas.

Según las autoridades federales de Estados Unidos nueve de ellos murieron -todos hombres adultos- y otros 30 fueron hospitalizados, mientras que según la cadena de televisión Univisión, asciende a diez el número de migrantes fallecidos.

​Por lo menos 17 heridos, incluyendo 2 niños en edad escolar, se encontraban en condiciones críticas, afectados por golpes de calor y deshidratación. San Antonio suele presentar temperaturas que rebasan los 35 grados centígrados en esta época del verano. El domingo 23, el termómetro marcaba 37.7 grados centígrados.

Uno de los sobrevivientes de la tragedia de inmigrantes en Texas, que ya se conoce como la de mayor impacto desde 1995, reveló que se turnaban para poder respirar por un pequeño hoyo en una de las paredes del tráiler donde eran trasladados hacia el interior de la Unión Americana.

El conductor del camión con posibilidad de carga de hasta 17 toneladas, donde se hallaron a los inmigrantes, enfrenta un cargo por transporte ilegal de extranjeros. James Mathew Bradley Jr., de 60 años, de Clearwater, Florida fue acusado el lunes 24 de julio formalmente en un tribunal de Texas.

Según Bradley, “no sabía ni se había dado cuenta que hubiera personas en el interior del tráiler” que abandonó en un estacionamiento de la tienda Walmart en San Antonio. En sus primeras declaraciones a la policía, dijo que él “solo conducía” el camión; que éste ya había sido vendido y que “solamente lo iba a entregar”.

De acuerdo a los testimonios, los inmigrantes cruzaron la frontera desde México y luego los llevaron al tráiler que carecía de aire acondicionado. Al principio todo iba bien, pero conforme pasaba el tiempo la temperatura subió a 38 grados centígrados al exterior, pero dentro de la unidad fue de 50 grados, por lo que comenzaron a desesperarse por la falta de ventilación y el agobiante calor.

Ocho de los inmigrantes ya estaban muertos cuando llegó la policía, mientras que dos de ellos murieron más tarde en un hospital de la zona, y un total de diecisiete personas se encontraban en “estado crítico o muy grave” cuando fueron trasladados a centros médicos, según las autoridades.

Por su parte, John Kelly, secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos señaló que la muerte de los migrantes indocumentados muestra la “brutalidad” de los traficantes de personas quienes no ven la dignidad humana y solamente el “negocio” que puedan hacer con esta moderna forma de esclavitud.

Kelly aprovechó la ocasión para reiterar las promesas del gobierno del presidente Donald Trump de combatir el cruce clandestino de inmigrantes cuyo elemento más notorio, la construcción de un muro fronterizo, está paralizado en el Congreso.

“El Departamento de Seguridad Nacional y sus socios en Estados Unidos, México y Centroamérica seguirán erradicando a estos traficantes, llevándolos ante la Justicia y desmantelando sus redes“, añadió John Kelly.

El gobierno de México, país al que pertenecían los migrantes fallecidos, manifestó su pesar informó que el Consulado General de México en San Antonio “trabaja estrechamente con las autoridades locales y federales, de los hospitales y el forense, para identificar la nacionalidad de las víctimas y brindar la asistencia y protección consular correspondientes, incluyendo la repatriación de los restos de ciudadanos mexicanos”.

El secretario Kelly prometió que el gobierno de Trump “seguirá trabajando con los de México y los países de Centroamérica para erradicar a los traficantes de personas y llevarlos a la Justicia”.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s