Galat y su polémico cruce con la Iglesia, ¿está excomulgado?

Lejos del arrepentimiento, el presentador colombiano sigue reafirmando sus conceptos contra el papa Francisco

Tan solo pasaron pocas horas para que José Galat, el hombre que ha acaparado la atención mediática en Colombia en las últimas horas, saliera a responder ante el duro comunicado emitido por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) sobre sus reiterados mensajes contra el papa Francisco en el canal Teleamiga, llamándolo “falso Papa” y vinculándolo con el Anticristo.

No solo bastó una respuesta a través de un comunicado, sino que en su programa “Un café con Galat” volvió a arremeter contra los dichos de los obispos reafirmando que es el único capaz de defender la verdadera fe católica, entre otras cosas.

Si bien los obispos le han pedido públicamente que se arrepienta de sus dichos, hasta ahora se ha mostrado recio y con pocas señales de retractarse.

Ante esta situación una de las grandes interrogantes que surge es quién es este hombre de 89 años qué tanta polémica ha generado a nivel local y a pocas semanas de la llegada del papa Francisco al país.

El encargado de responder es Hernán Olano, abogado canonista y director del Departamento de Historia en la Universidad de La Sabana (Colombia), quien en diálogo con Aleteia, confirmó el vínculo de Galat con la Universidad La Gran Colombia (Bogotá) luego de muchos años al frente de la rectoría, sus frustradas campañas a la presidencia de la República, además de ser fundador y de un canal de televisión para promover su mensaje y creencias.

En ese sentido, Olano recordó que sus posturas ya desde “los años 80 habían sido cuestionadas por el cardenal Mario Revollo, aceptadas por el cardenal Pedro Rubiano y ahora, censuradas directamente por la Conferencia Episcopal Colombiana”.

“Galat, asesor de varios presidentes de la República, saltó al mundo de los medios para promover las empresas comunitarias y, con la ortodoxia, defender el bien más preciado, la vida”, prosiguió Olano con respecto a sus inicios mediáticos.

“Sin embargo, en los últimos años, luego de conflictos internos con el presidente del Canal Teleamiga, Diego Arango, y con el capellán de la Universidad La Gran Colombia, el padre Juan Guillermo García, quien oficiaba la misa por televisión y defendía al Santo Padre, el polémico presentador, de 89 años, en su programa ‘Un café con Galat’, se dedicó a atacar a la Iglesia y a lo que él denominó ‘la mafia’ de cardenales que, según su criterio, llevaron a Francisco a ocupar la silla de Pedro”, aclaró Olano.

Ante actuaciones repetitivas y denigrantes con la Iglesia, el Papa, el Colegio Cardenalicio y el Colegio Episcopal, la Conferencia Episcopal de Colombia publicóun comunicado firmado por sus directivos en el que se afirma que el  “canal Teleamiga no representa ni refleja la enseñanza de la Iglesia católica: por tanto, no puede autodenominarse ‘canal católico’”, al tiempo de llamar a quienes colaboran con este canal a dejar de hacerlo por “la confusión que suscita en el pueblo creyente” y “exhorta a sacerdotes y religiosos a cesar todo tipo de apoyo al canal”.

“Después de emitido el comunicado, Galat tildó a los obispos de ‘cómplices y cobardes’, pues según su criterio, no defienden la fe verdadera, quedando así, automáticamente Galat por fuera de la comunión eclesial y excomulgado hasta no manifestar su sincero arrepentimiento y presentar excusas”, subraya Olano.

Para la Conferencia Episcopal es un “absoluto contrasentido” la transmisión de la misa por televisión y que se tenga un Sagrario en las instalaciones del canal.

Entonces, ¿quedó excomulgado automáticamente?

Fue otra de las interrogantes que surgieron en las últimas horas y que incluso motivó el pronunciamiento de algunos obispos, como monseñor Pedro Mercado, presidente del Tribunal Eclesiástico de Bogotá, a través de las redes que afirman que la desobediencia de Galat lo colocan fuera de la comunión de la iglesia, además de hacer referencia que Teleamiga está acogiendo misas lefevrianas, con sacerdotes sancionados canónicamente.

En tanto, en cuanto al tema de la excomunión y los aspectos canónicos, Olano agregó: “Aún no está confirmada ‘latae sententiae’ (pena ya impuesta), sino ‘ferendae sententiae’, según la recomendación de la conferencia, es decir, ellos (los obispos) aún esperan el arrepentimiento de Galat”.

En ese sentido, según establece el Derecho Canónico, en base al canon 1314,“las penas generalmente son ‘ferendae sententiae’, de modo que sólo obliga al reo desde que le ha sido impuesta; pero es latae sententiae, de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito, cuando la ley o el precepto lo establece así expresamente”.

Sin embargo, Galat sigue aprovechando cada instante de aparición pública para reafirmar sus conceptos, por ende, lejos del arrepentimiento.

Hernán Olano, abogado canonista y director del Departamento de Historia en la Universidad de La Sabana (Colombia) y columnista de varios medios de comunicación.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s