Venezuela esta parada

Quieren recuperar la democracia y que el país se ponga en movimiento

No se trata de aquello a lo que los europeos llaman “paro”, que alude al desempleo permanente o temporal. Hoy el país amaneció con las calles vacías y cierres del paso en cada bocacalle, acatando una actividad convocada por los comandos de oposición, mientras Maduro encadena los medios radioeléctricos para mostrar sus candidatos a integrar la Constituyente que deberán ser votados el domingo 30 de Julio.

El “pulseo” entre el gobierno atrincherado en Miraflores y la oposición dueña de la calle es cada vez más tenso. El Paro Cívico Nacional que comenzó esta madrugada se extenderá por dos días durante los cuales sólo los servicios públicos básicos se mantendrán operativos. En nuestras ruidosas ciudades hoy no se siente ni el trino de un pájaro, solo los motores de las motos policiales y de los convoyes de la GNB que transportan soldados a los distintos puntos de control.

La Iglesia Católica, que se mantiene como brújula y faro de una colectividad resuelta a ir más allá de un liderazgo opositor que a ratos exhibe discursos dispares, reitera su llamado a Maduro a retirar al convocatoria a la ANC por las funestas consecuencias que su puesta en escena podría acarrear. Por lo pronto, se percibe una disposición indoblegable de la ciudadanía a desconocer y desacatar sus decisiones, en caso de concretarse, lo que lanzaría al país, definitivamente, a una confrontación sin precedentes.

“El paro es para recuperar la democracia y para que el país se ponga en movimiento”, dijo el abogado Ramón Guillermo Aveledo, ex presidente de la Cámara de Diputados quien por varios años condujo la Unidad Democrática opositora.

Ariete adicional de esta reacción en bloque de la sociedad ha sido la detención de tres de los nuevos magistrados del TSJ nombrados por la Asamblea Nacional. Sus abogados denuncian que están incomunicados y, más que eso, desaparecidos toda vez que se carece de noticias sobre su paradero. Las que circulan son inciertas y contradictorias. Maduro ha amenazado con detenerlos a todos.

La presión del gobierno sobre los empleados públicos para que acudan a votar a favor de la ANC es tan notoria que el Ministerio Público ha instado a aquellos que sean obligados a votar en la Constituyente a consignar la denuncia ante el organismo. La fiscal Ortega Díaz también criticó que el gobierno amenace a los empleados con eliminarlos del programa de las bolsas de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), misiones e incluso de la adquisición de las viviendas. Reveló que hay empleados que han acudido a denunciar ante la Fiscalía. Aunque no ofreció un número específico, trascendió que la cifra de casos podría rondar los 90.

El hostigamiento del régimen alcanza a los alcaldes. Detuvieron hace pocas horas al burgomaestre de Lecherías, Estado Anzoátegui –en el oriente del país-, Gustavo Marcano, por no “evitar la colocación de obstáculos en las vías que impidieran la libre movilidad de las personas. Asimismo debía remover cualquier barricada en calles o avenidas”.

El TSJ lo sancionó a cumplir 15 meses de prisión por la comisión del referido desacato. Además, decidió que cesa en el ejercicio del cargo de alcalde de Lechería y se declara la falta absoluta. Durante ese lapso, queda inhabilitado políticamente. Hoy le toca el turno de comparecer a audiencia al alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, y hay varios prevenidos, lo cual revela el objetivo del gobierno de extender la persecución. De hecho, a juzgar por lo que ocurre hoy, los alcaldes de todo el país estarían en idéntico riesgo.

Gremios, colegios profesionales y sindicatos se suman al paro de manera paulatina, mientras la OEA, cuyo Secretario General denunció ayer ante la prensa internacional el “asesinato sistemático de opositores”, aborda *hoy la situación venezolana en un consejo permanente ordinario, cuatro días antes de la elección de la controvertida Asamblea Constituyente convocada por Nicolás Maduro para que redacte una nueva Carta Magna.

El tema venezolano ha sido incluido en el orden del día a petición de 17 países, entre ellos Estados Unidos y  México que han liderado los últimos intentos por presionar diplomáticamente al gobierno de Maduro desde dentro de la organización. Sobre el tapete gravita la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de tomar “acciones económicas fuertes y rápidas” si el régimen no da marcha atrás. Trump contempla, entre otras opciones, la posibilidad de suspender las importaciones de petróleo venezolano si Maduro sigue adelante.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s