Cuba no se ha repuesto del paso de Irma

Ya ha pasado un mes y en muchos lugares aún no llegó la normalidad

Después de un mes del paso del huracán Irma por Cuba, en muchas regiones del país caribeño la normalidad está muy lejos de ser percibida por sus habitantes. El más fuerte huracán de que se tenga memoria en El Caribe dejó, en la isla, diez muertos y daños incalculables.

Las ráfagas de viento de hasta 215 kilómetros por hora, las lluvias intensas y el nulo mantenimiento de casas y edificios en locaciones como La Habana Vieja, hicieron que muchas personas quedaran a la intemperie tras el paso del meteoro en septiembre pasado.

“Las intensas lluvias, las fuertes marejadas y las penetraciones del mar, además de los potentes vientos de fuerza del huracán, dejaron daños en infraestructuras, cultivos, fondo habitacional, red eléctrica y de las telecomunicaciones”, relata el portal CiberCuba.

Por parte de Cáritas Cuba, lo reportes indican que hay al menos 11,689 personas que continúan en los albergues. El sistema eléctrico se ha restablecido en un 98 por ciento, pero las líneas telefónicas aún presentan dificultades y existe falta agua potable.

La Cáritas nacional ha hecho un recuento de las diócesis afectadas: Santa Clara (8 municipios), Ciego de Ávila (4 municipios), Camagüey (4 municipios, en La Habana zonas próximas al Malecón, Cojímar, Santa Fe, Jaimanitas, Santa Cruz del Norte y Yaguajay; este último es una de los más afectadas con alrededor de 7,000 viviendas dañadas.

Y no sólo las viviendas sufrieron afectaciones, también hay daños en al menos 95,000 hectáreas de cultivos diversos, 2,000 hectáreas de plátanos, más de 33,000 hectáreas de caña y 466 granjas.

Gobierno e Iglesia juntos

“El gobierno y la Iglesia Católica intervienen (gracias a la red de Cáritas) para atender las necesidades de los damnificados, que van desde alimentos y artículos de higiene hasta colchones y materiales de construcción. De igual forma se está dando apoyo psicológico a los damnificados”, se puede leer en un informe reciente de El Observador Digital.

Antes del siniestro, Cáritas contaba con comedores comunitarios, en los cuales, después del paso del huracán, se han aumentado los recursos, debido a la alta demanda. Del mismo modo ya abrieron otros de forma temporal, pero éstos presentan dificultades por la escasez de agua.

Los equipos diocesanos continúan trabajando para la emergencia que aún está vigente. Cuentan con herramientas y técnicas de intervención, así como medios de transporte y apoyo financiero para continuar con esta primera etapa y, posteriormente, la segunda, que consistiría en recuperación de los pueblos devastados por Irma.

Según el periódico de Miami, El Nuevo Herald, el gobierno encabezado por Raúl Castro aún no ha ofrecido estimados oficiales sobre el total de pérdidas ocasionadas por el huracán, pero la devastación fue profunda por la pobreza estructural en los pueblos más afectados.

Cifras preliminares del Consejo Nacional de Defensa de Cuba, 158,000 viviendas sufrieron daños y 14,657 se derrumbaron totalmente. Más de 23,000 perdieron los techos, indica el rotativo. Por su parte, la oficina de la coordinadora residente del sistema de Naciones Unidas en Cuba reportó que las afectaciones en las granjas avícolas han provocado el racionamiento de los huevos en todo el país.

No están solos

La reportera Nora Gámez Torres, del mismo Nuevo Herald, apunta que, en Miami, CubaOne Foundation, una organización sin fines de lucro que conecta a jóvenes cubanoamericanos con jóvenes de la isla, ha recaudado más de 50,000 dólares en ayuda humanitaria para Cuba.

Un grupo de jóvenes cubanoamericanos participarán en misiones para llevar esa ayuda a comunidades en Ciego de Ávila, Santa Clara y Camagüey a fines de octubre, a través de organizaciones no gubernamentales con permiso para operar en la isla.

“Queremos que el pueblo cubano sepa que no han sido olvidados”, dijo Giancarlo Sopo, presidente de la junta directiva y cofundador de CubaOne. “Los vemos, los escuchamos y los apoyaremos en estos momentos difíciles”.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios

30 aniversario de la muerte de Sankara: Y sus ideas no murieron…

La figura del líder burkinés se ha convertido en un mito vigente que trasciende las fronteras de África

Su rostro está en camisetas, chapas y pegatinas allá donde se mire. Sus discursos se escuchan una y otra vez en la sede de movimientos ciudadanos y en las aulas de las universidades. Dirigentes de todos los rincones del continente, estudiantes y campesinos citan sus frases. Fue el presidente de un pequeño y pobre país africano tan solo durante cuatro años, pero su legado revolucionario ha traspasado las fronteras de Burkina Faso y está hoy presente y vivo en el mundo. Este 15 de octubre se cumplen 30 años de su muerte por orden de su amigo y compañero de armas, una traición en toda regla. Aún se busca su cadáver. Si Latinoamérica tuvo a su Che Guevara, África vibra con su Thomas Sankara.

Sentado sobre una precaria silla de un maquis (bar) que se asoma a la avenida Babanguida de la capital burkinesa, Fidèle Toé saborea una bebida fría. Amigo personal de Thomas Sankara, del que fue su director de gabinete y luego ministro de Trabajo, sonríe cuando le preguntan por él.

“¿Su legado? Es inmenso y está muy presente, no sabría por dónde empezar”, asegura. Basta con cruzar la calle y caminar un poco para llegar a la sede del Partido Sankarista, que se proclama heredero de sus ideas. Tanto como los jóvenes que forzaron la caída de Blaise Compaoré con un alzamiento popular en noviembre de 2014 y que le tenían presente en cada discurso, en cada ceremonia. Como los actuales gobernantes del país, que pretenden hacer justicia sobre su muerte tras tres décadas de silencio y bloqueo. Como cantantes, artistas e intelectuales de media África. Todos lo reivindican.

Referente de todos

En Dakar, el rapero Didier Awadi compone y graba sus canciones en su estudio llamado ‘Sankara’. El -reggaeman marfileño Tiken Jah Fakoly se considera de la generación del capitán burkinés y le rinde homenaje en cada concierto, en cada entrevista.

“Le llevaremos siempre en el corazón”, dijo recientemente. Hace solo un año, el expresidente ghanés Jerry Rawlings, su amigo personal, lo expresó con nitidez en -Uagadugú durante el 29º aniversario de su muerte: “Sus ideas están de actualidad”.

Y el economista senegalés Ndongo Sylla le considera un “precursor de la buena gobernanza y un modelo de la gestión virtuosa de las finanzas públicas”. Pero, ¿cuáles son esas ideas?, ¿qué fue lo que hizo para que su legado siga vivo pese a que fue intencionadamente ocultado y arrastrado por el barro?

En 1983, el joven capitán -Sankara, con solo 33 años, se convertía en presidente de Alto Volta tras un golpe de Estado. Además de destacado miembro de la Agrupación de Oficiales Comunistas, era un antiimperialista, panafricanista y feminista convencido.

Creía en las capacidades del continente y de sus gentes, pero sabía que había que empezar por uno mismo. Sus políticas definían un pensamiento claramente revolucionario: renombró a su país como Burkina Faso (el país de los hombres íntegros), confiscó las tierras a los latifundistas para dárselas a los campesinos, organizó grandes campañas de alfabetización y vacunación, prohibió la mutilación genital femenina y los matrimonios forzosos…

Si alguien conoce bien en España su figura ese es el escritor Antonio Lozano, autor de la galardonada novela El caso Sankara. “Muchos fueron los logros de la revolución sankarista”, explica, “la lucha contra la corrupción fue uno de los más espectaculares y el primero en dar ejemplo fue él mismo, manteniendo su modesto sueldo de capitán, adoptando como coche oficial el más barato del país en ese momento, dejando claro que los tiempos del nepotismo quedaban atrás al prohibir a sus familiares directos el acceso a la función pública. La lucha en favor de la igualdad de género fue otra de las grandes batallas de Sankara y las medidas que tomó en ese ámbito revolucionaron la situación de la mujer en la sociedad burkinesa. Los avances en el campo de la economía –con una reforma agraria que logró el autoabastecimiento en cereales–, de la educación o de la sanidad fueron objetivos clave de la profunda renovación del país que Sankara se había propuesto”.

No fue solo el Renault 5 como coche oficial, también ordenó a sus ministros viajar en clase turista (“Vais a llegar al mismo tiempo que los demás”, les dijo) y les instó a vestir y consumir productos locales, empezando por él mismo. En julio de 1987 intervino en una cumbre de la Organización para la Unidad Africana (OUA) en Adís Abeba para pedir a los líderes africanos que se negaran a pagar la deuda externa, un yugo que impedía avanzar a los jóvenes estados. Y añadió: “Si Burkina Faso es el único país que lo hace, yo no estaré en la próxima conferencia”.

Tres meses después lo habían asesinado de manera brutal junto a 12 de sus colaboradores y a instancias de su camarada y amigo Blaise Compaoré. Para entonces, su discurso generaba inquietud en el exterior y sus acciones habían pinchado en hueso en el interior. Él sabía que su final podía estar cerca. “Aunque los revolucionarios, como los individuos, puedan ser asesinados, nunca se podrá matar sus ideas”, había dicho días antes.

KAMBOU SIA / AFP

La revolución de las ideas

A juicio de Lozano, “quizá fue en la transformación de las mentalidades donde la obra de Sankara ha pervivido con más fuerza. El burkinés pasó de ser el eslabón más bajo de la cadena de la miseria saheliana para convertirse en el protagonista de una aventura política insólita que despertaba la admiración de millones de africanos. Sankara era el presidente que todos querían para sí, el referente que demostraba que África sí puede avanzar en la transformación política y social por sus propios medios”. Precisamente por eso lo asesinaron, opina el escritor afincado en Gran Canaria.

Para entonces, “la revolución vivía ciertas derivas, como juicios populares sin posibilidad de defensa, ejecuciones o despidos masivos”, asegura Toé, “era imposible controlar a todos los colaboradores, la gente estaba entusiasmada y se cometieron excesos”. Y los enemigos del régimen, la clase media amenazada, aquellos que defendían intereses extranjeros o los jefes tradicionales que vieron recortados sus privilegios, aplaudieron la desapa-rición de Sankara. Sin embargo, para la combativa izquierda africana fue un impacto brutal. Al igual que Sylvanus Olympio, -Patrice Lumumba, o Amílcar Cabral, otro líder africano que se había atrevido a alzar la voz frente a Occidente caía asesinado. Tres décadas después, su cadáver sigue sin aparecer.

A juicio de Bruno Jaffré, considerado su mejor biógrafo, “Sankara fue el último dirigente revolucionario de la África contemporánea. No es fruto del azar que la única primavera africana que realmente terminó con la caída de un dictador estos últimos años tuviera lugar en Burkina Faso en 2014. El lema de esta insurrección popular fue ‘La Patria o la muerte’, el eslogan de Sankara. Su mensaje se trasmitió a las siguientes generaciones, permaneció vivo en la memoria de los burkineses y fue esta memoria la que salió a la luz durante la caída del régimen de Compaoré, la que dio fuerza a los manifestantes. Pero también es una leyenda para una parte de la juventud de otros países africanos. Su nombre es conocido por todos, incluso si no se conoce en profundidad la amplitud de las reformas que puso en marcha”, según dijo en una reciente entrevista concedida al periódico Liberation.

Su cuerpo y los de una docena de colaboradores con los que estaba reunido fueron desmembrados y enterrados, supuestamente, en una fosa común localizada en el cementerio de Dagnoën, en Uagadugú, a donde cada 15 de octubre acuden miles de personas a rendirle homenaje. Sin embargo, el silencio y el bloqueo impuestos por el nuevo régimen impidieron que avanzara la investigación sobre su muerte hasta que la sublevación popular de noviembre de 2014 derroca a Compaoré y el camino queda expedito para localizar sus restos.

En busca de la verdad

El proceso de identificación del cadáver se inicia en 2015 con la exhumación de los cuerpos, la toma de muestras y la realización de pruebas de ADN, primero en Francia y luego en un laboratorio de Santiago de Compostela. Sin embargo, los resultados no son concluyentes y no se puede establecer ningún perfil genético. Para mayor embrollo, un estudio topográfico realizado en marzo pasado en los terrenos del Conseil de l’Entente, el lugar donde asesinaron a Sankara y a sus camaradas, revelaba la existencia de tumbas no identificadas. Automáticamente, el juez de instrucción François Yaméogo abre una investigación. La paradoja es que este descubrimiento se produce a raíz de los trabajos previos para la construcción de un memorial en honor de Sankara.

Considera Jaffré en la citada entrevista que su pensamiento está vigente porque “cuando releemos su discurso sobre la deuda externa encontramos las problemáticas que se imponen ahora a numerosos países europeos, como Grecia. ¿No es la deuda un instrumento de sumisión? El discurso de Sankara recoge los argumentos de quienes militan contra la legitimidad de esas deudas. Rechazó someterse al FMI y la ayuda condicionada a las reformas dictadas desde el exterior. Era antiimperialista sin ser dogmático. La mundialización, la omnipresencia de los dictados del FMI y del Banco Mundial siguen siendo desafíos del mundo actual. Por otra parte, Sankara, influido por el ecologista René Dumont, es el primer dirigente político que denunció la responsabilidad humana en la degradación del medioambiente. Pero también defendió la emancipación de las mujeres, rechazó la alienación cultural, lo que no significaba la negación de la cultura dominante pero sí la valorización de una doble cultura, y se preocupó por la dependencia económica de su país, impulsando la industria de transformación del algodón, principal recurso de Burkina Faso”.

Para Antonio Lozano, “el discurso de que África no puede salir adelante sin la tutela occidental sigue vivo, y así seguirá mientras los recursos naturales del continente sean indispensables para el funcionamiento de la maquinaria industrial del Norte. Aceptar referentes como el de Sankara contradice a las claras ese discurso que tanto ha calado en el imaginario de la ciudadanía occidental, como ya antes lo habían hecho los estereotipos fabricados para justificar la esclavitud primero, la colonización después. Sankara debía desaparecer para dejar de ser la esperanza de los pueblos africanos, la voz que reclamaba la unidad del continente, que clamaba contra la injusticia de la deuda externa y se oponía a su pago”.

A su juicio, “el nombre de Compaoré ha terminado hundido en el lodo de los dictadores corruptos africanos, mientras que el de -Sankara, hoy más que nunca, se sigue alzando como uno de los referentes indispensables de la política del continente, aunque por desgracia no exista en estos momentos nadie en Burkina Faso con el carisma necesario para tomar el relevo de la profunda transformación emprendida por el presidente de los pobres en los años 80. En torno a él y a su obra se elevó un muro de silencio que aún permanece en pie y que tiene el objetivo de que su nombre no signifique nada fuera de las fronteras del continente negro, donde sigue siendo el líder que todos querrían para sus pueblos. Con vistas al 30 aniversario de su asesinato, desde diferentes ciudades del mundo se sigue trabajando para abrir en ese muro fisuras que dejen pasar la voz del hombre que dio a su país el nombre de aquello en que lo quiso convertir: la tierra de los hombres íntegros”.

Escrito por José Naranjo en Mundo Negro

Let’s block ads! (Why?)

¡Me quiero cambiar de colegio!

Syda Productions – Shutterstock

Es fundamental escuchar al niño para identificar la causa por la cual quiere dejar su colegio

A lo largo de mi trayectoria como Psicóloga y Terapeuta Familiar, me he encontrado en varias ocasiones con el dilema de los padres frente al cambio de colegio de sus hijos. En esta oportunidad quiero participarles algunas reflexiones que han ayudado a resolver el interrogante y tomar la decisión correcta.

Una primera clave es escuchar a tu hijo. A veces nos cerramos inmediatamente al diálogo pensando que es otra pataleta adolescente como cuando dijo que ya no quería la tablet o que cambio de idea frente al vestido que se pondrá en la fiesta.

En esa escucha es importante identificar la causa por la cual quiere cambiarse de colegio: ¿es una situación con compañeros?, ¿paso algo con algún docente?, ¿su rendimiento académico bajó significativamente? ¿qué cosas ya no le gustan del colegio? etc. También es importante ubicarnos en el tiempo, ¿hace cuánto que pasa lo que me cuentas?

Una vez amplíe esa información, avance preguntando lo siguiente: ¿cómo has manejado la situación que me comentas?, esta pregunta nos ayuda a aclarar que soluciones ha abordado, si lo ha comentado con un docente, si tiene apoyo de sus compañeros, etc. A su vez, nos ayuda a visualizar  como maneja nuestro joven situaciones problema que se le presentan.

Como es probable que su hijo le comente acerca de situaciones difíciles, mis sugerencias son:

Primero, mantener el control. Antes de hacer juicios de valor, recuerde que usted es el adulto y por lo tanto, si la situación debe aclararse con otros adultos, su hijo debe ver su apoyo como padre y al tiempo la oportunidad de resolver la situación antes de tomar la decisión de cambiar de colegio.

Segundo, indague la posición del colegio frente a la situación descrita. Para esto, remítase a los orientadores. En mi experiencia ese apoyo ha sido importante para revisar la situación con un mayor nivel de información, y asegurar que se trabaje de manera conjunta con el colegio para resolver la situación.

En este punto recuerde que usted escogió el colegio de acuerdo a unos valores y que durante varios años ha confiado en que la institución está apoyando su tarea de padre. Entonces ¿porqué sería esta vez la excepción?.

De todo lo anterior, dependerá la toma de decisión. Varias veces he visto como el acompañamiento del colegio promociona la solución de la situación, por lo tanto, lo importante es establecer acuerdos que se puedan cumplir, que se haga un seguimiento oportuno a los mismos y de esta manera dar oportunidad de resolver el problema.

Por otra parte, cuando se trata de un dilema de si el colegio le brinda a nuestro hijo las herramientas suficientes para su desarrollo personal y académico, de todas formas es importante socializar el tema con el colegio ya que a veces los jóvenes no conocen todos los convenios u oportunidades que tiene el colegio para alcanzar metas académicas y seria un buen momento para que conocieran en primer lugar lo que su colegio les brinda.

DGLimages – Shutterstock

Esto último ha sido muy interesante porque en ocasiones, me he encontrado con jóvenes que están pensando en becas universitarias y buscan colegios que les brinde la oportunidad de acceder a estas.

Por lo tanto, mi sugerencia es que analice estos puntos con su hijo y haga primero una revisión de las páginas web de los colegios, para obtener información inicial y  posteriormente se acerque a las instituciones que le interesen para indagar acerca del  proceso de admisión.

Recuerde que generalmente por temas de cupos, no es fácil hacer cambios para finalizar bachillerato y/o por la dificultad de adaptación a metodologías de aprendizaje nuevas para su hijo, por lo cual su misión no sólo es apoyarlo sino también darle principio de realidad.

De todas formas, sea cual sea la situación, rete a su hijo a mantener un excelente nivel académico de manera que este sea su carta de presentación ya que un estudiante con un buen record académico siempre tendrá la oportunidad de acceder a nuevas oportunidades.

Para finalizar, recuerde que las opciones las construye usted con sus hijos, no es su hijo quien le indica en dónde quiere estudiar. 

Artículo de Silvia Johana Artunduaga publicado originalmente en LaFamilia.info . Silvia Johana Artunduaga es psicóloga, Magister en Psicología Clínica y de Familia, con experiencia en las áreas educativa y clínica en procesos de evaluación, intervención grupal, familiar e individual. Docente a nivel universitario. 

Let’s block ads! (Why?)

Amar sin depender del otro

Evgenij Yulkin/Stocksy United

Amar significa saber donar sin límites, pero no por ello la persona debe transformarse en víctima

No es la primera vez que tratamos los trastornos de la dependencia emocional. Son numerosos y generan mucho sufrimiento en los seres que la padecen.

Entre los trastornos más frecuentes de la dependencia emocional se encuentran los siguientes: Baja autoestima; miedo al abandono, a la soledad, a ser uno mismo y a la libertad; sexualidad insegura y reprimida y sumisión en las relaciones sexuales; aceptación del abuso y el maltrato como algo normal; dificultad en la toma de decisiones; angustia, ira, depresión, sentimiento demoledor de culpa; necesidad excesiva de aprobación; incapacidad para tomar las riendas de su vida; negación de la realidad; bulimia; complejos y, por último, sentimiento de insatisfacción permanente. Como ven, la lista es casi infinita. Miedo da.

La dependencia afecta no solo a la persona dependiente pues genera una relación tóxica. Y no sólo es tóxica a causa del dependiente sino también de la persona que elige a un dependiente como pareja y que lo necesita para llenar también su propio vacío. Una relación que puede llegar a ser muy destructiva.

Las relaciones más destructivas son, de hecho, las formadas por dos dependientes emocionales, uno, dependiente dominante, normalmente narcisista, incapaz de dar amor (quizá porque sufrió de niño una decepción que le marcó y le hizo concluir que no era seguro poner todo su amor en una sola persona), y un dependiente sumiso que recibió un amor ambivalente (manifestaciones extremas de amor alternadas con broncas e insultos) que le hizo concluir que tenía que comportarse como se esperaba de él en lugar de ser él mismo.

Amar sin dependencia no quiere decir que has de amar menos o que tengas que construir una relación débil. Amar y ser amados es una deseo natural y una necesidad para todo ser humano.

Desde el nacimiento buscamos institivamente el afecto de los demás, emociones positivas que nos confirmen que el amor existe y que está dentro de nosotros y en todo nuestro contexto familiar y social.

Amar significa saber donar sin límites, pero no por ello la persona debe transformarse en víctima.

La misma naturaleza del ser humano encuentra su realizacion en el amor y su felicidad cuando por el otro lado se encuentra también con una persona que busca corresponder al verdaero amor con la misma generosidad.

Esto no significa que no haya que saber amar incluso cuando percibimos momentos de crisis, de confusión, de falta de correspondencia, etc Lo importante es que los momentos de crisis no se transformen en situaciones definitivas. Si asi fuera, se recomienda buscar ayuda para salir de esa peligrosa situación.

Dusan Petkovic – Shutterstock

Cómo aprender a amar sin dependencia

La diferencia entre amor y dependencia se puede percibir en tres elementos: la obsesión, la sensación de estar fuera de control y la perseverancia en estos comportamientos incluso sabiendo que están ocasionando consecuencias fisicas y psicológicas negativas.

La dependencia afectiva no es amor. Para poder amar hay que saber vivir la relacion de pareja superando la dependencia afectiva. Y para ello, el primer paso es identificar y reconocer el problema.

¿Cómo podemos librarnos de la dependencia afectiva?

  1. Prudencia y observación antes de entrar en relación afectiva con personas que puedan hacernos sufrir por incompatibilidad psicológica.
  2. Amar de manera madura y consciente.
  3. Recordar que la relación de amor no implica perder la propia identidad.
  4. Evitar los amores y relaciones afectivas infantiles y egocéntricas.
  5. Trabajar para llegar a ser la persona que quisieramos ser en la relación con los demas.
  6. Reforzar la autoestima para eliminar la dependencia emocional.
  7. Aprender a estar solo y a lograr equilibrio personal.

Tratamiento profesional de la dependencia emocional

La dependencia emocional comienza con un enorme placer en la compañía del otro, lo que provoca que cada vez se quiera estar menos tiempo sin la otra persona. Provoca también síndrome de abstinencia, que en algunos casos puede ser desgarrador cuando sigue al abandono definitivo de la pareja o al alejamiento forzado de la misma.

La mayoría de los dependientes que acuden a consulta lo hacen en la fase de pánico inmediatamente anterior a ser abandonados o cuando el abandono ya ha sido consumado.

Lo más preocupante es que el dependiente repite el mismo guión una y otra vez e incluso se da perfectamente cuenta de cuándo la historia va a terminar, momento que es al mismo tiempo lo que más teme.

En un primer momento la terapia consistirá en aliviar los síntomas de la abstinencia, aliviando el dolor del paciente y, a más largo plazo, en reforzar la autoestima y en reeducar las creencias erróneas que el paciente tiene sobre sí mismo y sobre las relaciones afectivas.

Según la experiencia del psicólogo Javier Fiz, la dependencia emocional no tiene cura rápida ni total pero aprender a vivir con ella, observarla y liberarse de la misma puede ser un proceso muy enriquecedor.

Artículo realizado en colaboración con Javier Fiz Pérez, psicólogo, profesor de Psicología en la Universidad Europea de Roma, delegado para el Desarrollo Científico Internacional y responsable del Área de Desarrollo Científico del Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP).

Let’s block ads! (Why?)

Ashley Graham: “La religión me mantiene con los pies en la tierra”

Debby Wong – Shutterstock

La modelo de tallas grandes habla de su relación con Dios en una industria llena de vicios, estereotipos y desafíos

Actualmente, es la modelo plus size más famosa del planeta, un término que, por cierto, no le agrada, pero que igual ha inspirado a cientos de mujeres curvilíneas a sentirse bien frente al espejo y a no dejarse definir por sus inseguridades.

Graham es la más reciente portada de la revista Elle de Gran Bretaña, la cual celebra a las “Mujeres Maravillas” de esta generación, esas que han sido pioneras en su campo de trabajo e inspiran con su ejemplo.

© Elleuk – Instagram

La modelo aseguró que ella viene de una formación cristiana y aunque se alejó un poco de Dios cuando se mudó a Nueva York en un principio (no resistió la tentación de las drogas y las constantes fiestas como dijo en su libro), también fue cuando se dio cuenta que sus creencias le ponían los pies sobre la tierra y era lo que evitaba que enloqueciera en la gran ciudad. 

Asimismo, confesó que su pastor la sigue en Instagram y que su fe ciertamente sí afecta sus decisiones de carrera: “Cuando hago una sesión de fotos en lencería o para Sports Illustrated, estoy consciente que él me sigue. Deberías ser la misma persona desde el momento en el que te levantas hasta que te acuestas de nuevo en la cama”.

Graham también dijo a la publicación británica que toda su vida ha sido positivista corporal y nunca se ha escondido bajo la ropa. Eso sí, asegura que sí ha aprendido a cuidarse, ya que hubo un momento en el que “no paraba de engordar porque no estaba cuidando mi cuerpo. No hacía ejercicio. Comía lo que me daba la gana porque, total, ya estaba en la categoría plus size. Me salí de control. Empecé a odiar mi cuerpo pero nunca lo oculté porque seguía sintiéndome sexy por dentro”.

Con su libro, presentaciones y a través de sus redes sociales, Ashley demuestra que la belleza viene en diversas tallas y que eso no debe definir quién eres como persona, sino tus acciones y la forma en la que tratas a los demás. 

GA Fullner – Shutterstock

Ella diferencia “cuidarse” de “hacer dieta”, ya que el primero es un estilo de vida y el segundo es una medida estricta que generalmente se hace para encajar en un prototipo y no para sentirse bien y estar sana. También siempre enfatiza que la verdadera belleza tiene más que ver con lo que tienes en el corazón y la mente y que cualquier mujer siempre será digna de merecer todo aquello que desee lograr.

“La perfección sólo es de Dios”, dice la modelo que incluso Barbie llamó para crear una muñeca con caderas, algo de barriga y muslos que se rozan.

Let’s block ads! (Why?)

El primer Ecobarrio de Chile: Sembrar en tierra buena

Un grupo de vecinos recupera un basural y lo transforma en un huerto abierto para la comunidad

“Es maravilloso meter la mano a la tierra, ensuciarse así. Hoy coseché papas y es maravilloso, porque además ves cómo van saliendo tus cosas, todo lo que sembraste en algún minuto. Ojalá viniera más gente porque esto es abierto a toda la comuna. Tenemos buenos monitores y aprendemos mucho. Es un lugar especial donde existe el compañerismo”.

Con estas palabras Eliana Ávalos -expresadas a través de un reportaje del Periódico Encuentro perteneciente al Arzobispado de Santiago de Chile- dio testimonio de su participación activa en lo que puede ser interpretado como el sueño de sembrar en tierra buena y que los frutos puedan ser aprovechados por quienes más lo necesitan.

Es que desde hace más de 10 años comenzó a gestarse aquel sueño de la construcción de un Ecobarrio en la Villa 4 Álamos de la localidad chilena de Maipú y que concursó a nivel local para que se aprobara a nivel municipal.

Precisamente, en ese lugar lo que antes predominaba era un basural y gracias un esfuerzo comprometido, que incluso contó con la participación de agentes pastorales de la Arquidiócesis de Santiago, fue posible la transformación del lugar en un huerto abierto para la comunidad.

Actualmente es posible contemplar la presencia de árboles nativos y también hortalizas. Los alimentos se extraen cuando “alguien realmente lo necesita”, aclara el reportaje. Por otro lado, el sitio se ha convertido también en centro de visitas y referencia tanto para escolares como para otras organizaciones defensoras del medio ambiente.

“Es una propuesta distinta de cómo vivir en ciudad. Se trata de cuidar el medio ambiente, mejorar la calidad de vida y aportar a un nuevo tipo de economía”, explica a ese medio Luis Márquez, coordinador del Centro de Difusión Social Ecobarrio.

“Tenemos en un lugar cerrado y otro en plena calle y lo que está ahí lo saca la gente que lo necesita. Se ha dado que no arrancan la mata completa. Lo mismo pasa con los árboles frutales. Ahora ya están tomando más conciencia con el reciclaje, estamos en un proceso que estamos transformando incluso el aceite de frituras; lo que hacemos es acopiarlo, para que empresas lo reciclen”, agrega.

Por el lado de los vecinos -entre ellos algunos con edad avanzada-  la vinculación con la causa también se hace fundamental para la sostenibilidad del proyecto. Fueron ellos quienes de alguna manera también jugaron un rol protagónico en 2004 cuando la construcción de un colegio en el terreno derivó en la tala de más de 100 árboles en el lugar.  Esto generó indignación y redobló la defensa del sitio, incluso con rondas de vigilancias en las noches.

A través de una junta de vecinos se decidió entablar la férrea transformación del lugar, acción que terminó generando lo que hoy representa todo un ejemplo comunitario.

“Es un orgullo para nosotros ser el primer ecobarrio del país, lo hablo con pasión, llevo 43 años en la villa y nadie puede desconocer los cambios que han habido, cómo nos ha cambiado la calidad de vida, cómo algunos vecinos pueden llevarse acelga, papas, ajo, ciboulette, yerbas medicinales, entre otras cosas, y usarlas. La idea de aquí es compartir, no es con un uso comercial”, dijo a Encuentro Ricardo Acuña, uno de esos vecinos comprometidos.

Pero los vecinos no están solos en todo esto. También fue fundamental el apoyo de agentes pastorales de la Arquidiócesis de Santiago e incluso hay un ferviente deseo de que la experiencia se repita en otros barrios y parroquias de la zona.

“Es una iniciativa de vecinos luchando por una situación que les pareció una pérdida, pero que eso lo han transformado en una historia positiva e inspirada en valores humanos y evangélicos. Yo creo que ellos han encontrado un apoyo sólido en la doctrina del Papa Francisco, en Laudato Si’, sobre una ecología de carácter integral y humanizadora, que quiere invitarnos a una convivencia más adecuada”, afirma Galo Fernández, obispo auxiliar de Santiago.

De esta manera, el sueño continúa y sembrar en tierra buena está dando sus frutos. De momento, estos vecinos han logrado dar el ejemplo de que es posible desarrollar estas actividades en un barrio, donde predomine el ánimo de pensar en los demás y cuidar la “casa común”.

Artículo en base a Periódico Encuentro de la Arquidiócesis de Santiago  

Let’s block ads! (Why?)